ARGENTINA: Pueblada frena la actividad en la mina Agua Rica


Ambientalistas que se oponen a la mineria a cielo abierto fueron reprimidos y se produjo una batalla campal en Andalgalá. Un juez paralizó los trabajos en la explotación.
 
CATAMARCA.,- Asambleístas que rechazan la minería contaminante denunciaron que la policía de Catamarca y Gendarmería Nacional llevaron adelante una violenta represión este lunes contra los pobladores que bloqueaban a vehículos mineros en la localidad de Andalgalá, en esa provincia.
Desde el mediodía del martes se realizaron protestas en la capital provincial y en Capital Federal frente a la Casa de Catamarca para repudiar los incidentes.
Señalaron que la represión efectuada con perros y equipos especiales casi mata a mujeres y niños y denuncian que hay varios heridos. La cifra de detenidos por la policía supera las cincuenta personas.
Como consecuencia de los desmanes, el juez de Minas de Catamarca, Guillermo Raúl Cerda, resolvió este martes la suspensión “hasta nuevo aviso” de las actividades que llevaba adelante la empresa minera Agua Rica.
Cerda manifestó que notificó al apoderado de la empresa y “si bien ellos pueden apelar, manifestaron estar de acuerdo con la resolución para traer calma a la sociedad andalgalense”.
Por su parte, el subsecretario de Seguridad de la Provincia, Luis Baracat informó que personal policial tenía la misión de preservar el orden y no reprimir ante el caos.
La tensión comenzó al mediodía del lunes cuando la policía provincial desalojó la asamblea permanente que funciona desde el 14 de diciembre a la vera del camino comunal del Chaquiago, ubicado a 5 kilómetros al norte de Andalgalá, y cortó el camino después de permitir que pase una máquina de la empresa de Agua Rica.
Enzo Acuña, integrante de la Asamblea Socio Ambiental de Catamarca, contó al diario Crítica de la Argentina que allí “los vecinos que no podían pasar para el pueblo de Chaquiago volvieron a la ciudad de Andalgalá y comenzaron a concentrar en la plaza hasta alcanzar las 200 personas, pero se armó el desmadre cuando, cerca de las cinco de la tarde, la policía empezó a desalojar brutalmente a la gente”.
Los pobladores reclaman “que se cumplan los derechos constitucionales a un ambiente libre de contaminación, diciéndole si a la vida y no a la explotación a cielo abierto del Nevado de Aconquija en manos de la empresa minera Agua Rica”, ubicada a 17 kilómetros de Andalgalá señaló el asambleísta.
Pese al desalojo, más personas comenzaron a acercarse a la plaza y a las 20 horas la concentración alcanzaban las cuatro mil personas. Entre balas de goma y gases lacrimógenos “la gente comenzó a destrozar y prender fuego algunos sectores de la Municipalidad”, en reclamo de la renuncia del Intendente José Perea, así como también las oficinas de la minera Agua Rica y comercios de proveedores mineros.
A la medianoche, según relata Acuña, “el municipio cortó la luz y comenzó la balacera, el desalojo fue brutal, la policía disparó a mansalva sobre mujeres y niños que estaban en la plaza”.
Según denunciaron los pobladores, entre los demorados se encuentran varios menores de edad y se registraron más de sesenta heridos que ingresados al hospital. “Hay un chico menor de edad -de 16 años de apellido Paz- trasladado al hospital de Catamarca con heridas graves de balas de goma”, según aseguró Acuña.
Según se informó cuatro asambleístas habían sido acusados por la fiscal Martha Nieva por los delitos de “amenaza simple, lesiones leves y daño en concurso real, además de entorpecimiento del funcionamiento del transporte terrestre”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s