USA:Bob Avakian, arremete contra los Maoistas y el Marxismo


El Presidente del Partido Comunista de los Estados Unidos, Bob Avakin, en sus ultimos documentos partidarios como el que publicamos a continuacion:El comunismo en una encrucijada: ¿Vanguardia del futuro o residuo del pasado? , deslinda campos y arremete contra los Partidos Comunistas y sus dirigentes que enarbolan el Marxismo-Leninismo-Maoismo de la forma mas pura y consecuente, apuntando especificamente contra quienes iniciaron y desarrollaron Guerra Popular en sus paises, sin dejar de lado a quienes se preparan en esa posibilidad, increpandolos por haber tomado el Maoismo como “… una mera receta para librar la guerra popular en un país del tercer mundo…” soslayando la  “…importancia a la contribución más importante de Mao al comunismo: el desarrollo de la teoría y la línea de continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado y todo el rico análisis y el método científico…”

Pero. ademas, a estas organizaciones revolucionarias, las ha calificado de  “residuos del pasado”, porque, Bob Avakian considera que aquellos se han quedado en el siglo XX con una vision “religiosa, positivista, pragmatica y empirica” del marxismo. Y, por el hecho de haber resuelto, despues de sufrir fracasos, derrotas y nuevos desafios, buscar incorporarse y participar en la vida politica oficial; los considera como traidores y  de tener espectativas en “…una democracia que es supuestamente “pura” o está “por encima de las clases” — una democracia que en realidad, mientras que existan las clases, solo puede ser la democracia burguesa y la dictadura burguesa15. Sostienen todo eso mientras que ignoran, tildan de obsoleto o descartan por dogma…”

El Presidente del PCR-USA, lleva anos promoviendo el debate internacional en torno a su linea ideologica y politica que dice sustentarlo en una vision critica del marxismo-leninismo,maoismo y del que  solo rescata  “su aspecto cientifico”.

En circulos intelectuales norteamericanos y en algunas organizaciones comunistas internacionales ha ganado simpatia por sus criticas al socialismo cientifico y su vision “original del comunismo”, lo que le ha permitido continuar su camino, hoy mas claramente definido y abiertamente opuesto a cualquier linea proletaria que enarbole, en el contexto actual, la prioridad de “poner el Marxismo-Leninismo-Maoismo, principalmente el Maoismo como mando y guia de la Revolucion Proletaria Mundial.



El comunismo en una encrucijada: ¿Vanguardia del futuro o residuo del pasado?
Por: Bov Avakian ( Pdte. Partido Comunista Revolucionario de Estados Unidos)

Ante los constantes retos y dificultades del momento actual, el reagrupamiento inicial de comunistas que se dio después de la derrota en China y del fin de la primera etapa de revolución comunista hace poco se ha abierto paso, en una medida importante, a divergencias fuertes: de un lado, nuestro Partido, cuya línea básica está sintetizada en nuestra nueva Constitución, junto con otras fuerzas que se están acercando a la nueva síntesis, y, de otro lado, dos tendencias opuestas: o bien de aferrarse de manera religiosa a toda la anterior experiencia y a la teoría y el método asociados con ella, o (en esencia, si no de palabra) de abandonarlo todo.
En cierto sentido, cuando hace casi tres décadas salió ¿Conquistar el mundo?, las reacciones a esta obra reflejaron con anticipación esta situación. Por una parte, en el movimiento comunista internacional algunos se molestaron muchísimo por lo que se decía en ¿Conquistar el mundo? — diciendo que reducía la experiencia del movimiento comunista a “una bandera andrajosa” (esta respuesta en sí reflejaba una manera dogmática y quebradiza de ver lo que es el comunismo, en lugar de considerarlo y esgrimirlo tal como es en verdad: una ciencia revolucionaria viva, en desarrollo y crítica, uno de cuyos distintivos es interrogarse a sí misma constantemente) y, por otra parte, además de aquellos que acogieron a ¿Conquistar el mundo? por razones correctas, había personas que lo acogieron pero lo hicieron desde el punto de vista y con la esperanza de que representara una cuña para hacer abrir la puerta al abandono y renuncia a la experiencia histórica global que examinaba críticamente ¿Conquistar el mundo? desde un punto de vista fundamentalmente diferente, de reconocer que objetivamente esa experiencia ha sido principalmente positiva y abarcó avances sin precedentes históricos para la humanidad que hay que defender firmemente, y también de reconocer que había problemas, deficiencias y errores reales, algunos de ellos bastante dolorosos y graves, que había que excavar más y examinar críticamente, y de los cuales aprender. En ese entonces, estas reacciones contrarias a ¿Conquistar el mundo? aún se manifestaban de forma embrionaria y se dieron en un marco general de unidad ampliamente definida. Únicamente con el mayor desenvolvimiento de la situación en las siguientes décadas y con la experiencia de mayores dificultades —entre ellas los retrocesos en las luchas que por un tiempo parecían estar desbrozando nuevo terreno y encarnando una revitalización del movimiento comunista en el mundo—, estos puntos de vista contrarios llegaron a ser más desarrollados y más claros.
Hoy, de parte de aquellos que se niegan a examinar críticamente la experiencia histórica del movimiento comunista, se da con frecuencia el fenómeno de insistir en la “verdad de clase” y el fenómeno relacionado de la reificación del proletariado, y en general un método de aplicar la teoría y los principios comunistas como una especie de dogma, afín al catecismo religioso — en esencia: “ya sabemos todo lo que necesitamos saber, tenemos todos los elementos fundamentales que se requieren, solo se trata de aplicar el conocimiento heredado”.
Con el polo contrario están aquellos cuyo conocimiento de la experiencia histórica del movimiento comunista —y en particular de las causas de sus dificultades, retrocesos y derrotas— es también superficial y mal fundamentado, quienes ignoran o rechazan el análisis comunista científico de las profundas contradicciones que han generado el peligro de la restauración capitalista en la sociedad socialista y quienes tratan de reemplazar ese análisis con una orientación basada en los principios y los criterios democrático-burgueses y en las nociones democrático-burguesas de legitimidad — que va de la mano con el proceso formal de elecciones con partidos políticos contendientes, que es tan común en la sociedad capitalista y es tan compatible con el ejercicio del poder político por la clase capitalista y que favorece tanto ese ejercicio. Aquellos que sostienen estas posiciones, aunque siguen adjudicándose el manto del comunismo, tienen ganas de descartar y distanciarse del concepto y de la experiencia histórica de la dictadura del proletariado — y en muchos casos de la expresión en sí. En efecto, ¡tales personas buscan “librarse” de la experiencia más liberadora de la historia humana hasta ahora! Dicen que quieren ir rápidamente hacia adelante para hacer frente a las nuevas condiciones de los tiempos… pero tienen sus vehículos con la marcha equivocada, pues van rápidamente en reversa — hacia atrás, a un paso acelerado hacia la democracia burguesa y los estrechos horizontes del derecho burgués14, atravesando los siglos desde el siglo 21 hasta el 18.
Aunque en las tendencias erróneas que hemos identificado hay verdaderas diferencias, en un sentido importante también son “reflejos opuestos” que comparten importantes características. Cabe mencionar que en los últimos años, ciertos grupos han “saltado” de un polo a otro — y en particular han saltado del dogmatismo y las tendencias afines a abrazar la democracia burguesa (aunque con una pantalla de comunismo). A continuación presentamos algunos rasgos importantes que estas tendencias comparten.
» Jamás emprender —ni tomar en cuenta de manera sistemática— un resumen científico de la anterior etapa del movimiento comunista, y en particular el pionero análisis de Mao Tsetung sobre el peligro y las raíces de la restauración capitalista en la sociedad socialista. Por ende, aunque defienden —o quizá en el pasado defendieron— la Revolución Cultural de China, no tienen ninguna concepción profunda o seria sobre por qué se necesitaba la Revolución Cultural y por qué y con cuáles principios y objetivos Mao la inició y la dirigió. En efecto reducen esta Revolución Cultural a otro episodio más del ejercicio de la dictadura del proletariado — o la reinterpretan como una especie de movimiento democrático-burgués “contra la burocracia” que en esencia representa una negación de la necesidad de una vanguardia comunista y su papel dirigente institucionalizado en la sociedad socialista a lo largo de la transición hacia el comunismo.
»  La conocida tendencia a reducir el “maoísmo” a una mera receta para librar la guerra popular en un país del tercer mundo, mientras que una vez más pasan por alto o le restan importancia a la contribución más importante de Mao al comunismo: el desarrollo de la teoría y la línea de continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado y todo el rico análisis y el método científico que fundamentaron e hicieron posible que se desarrollaran esa teoría y línea.
4 El positivismo, el pragmatismo y el empirismo. Si bien, para repetir, estos pueden asumir distintas expresiones de acuerdo con los diferentes puntos de vista y enfoques erróneos, lo que tienen en común es vulgarizar y degradar la teoría, reducirla a una exclusiva “guía para la práctica” en el sentido más estrecho e inmediato, tratarla en esencia como un producto directo de la práctica específica y tratar de poner en pie de igualdad la práctica avanzada (que en sí, sobre todo de parte de estas personas, encierra un elemento de valoración arbitraria y subjetiva) y la teoría supuestamente avanzada. Un punto de vista dialéctico materialista y comunista científico lleva a entender que la práctica es el punto de origen y de corroboración fundamental de la teoría; pero, a diferencia de estas distorsiones empíricas y estrechas, es importante ver que se trata de la práctica en el sentido amplio, que abarca la amplia experiencia histórica y social y no simplemente la experiencia directa de un individuo, grupo, partido o país específico. Eso lo demuestran de manera poderosa el propio nacimiento y el posterior desarrollo de la teoría comunista en sí: desde los tiempos de Marx, se ha forjado y enriquecido esta teoría a partir de una amplia gama de experiencias, en una amplia gama de campos y a lo largo de una larga trayectoria del desarrollo histórico, en la sociedad y la naturaleza. Lo de la práctica como fuente de la teoría y la máxima “la práctica es el criterio de la verdad” se pueden convertir y se convertirán en una profunda falsedad si se interpretan y se aplican de manera subjetiva, empírica y estrecha.
» De manera muy importante, lo que estas tendencias “contrapuestas” erróneas tienen en común es que están enmarañadas en una u otra clase de modelo del pasado (aunque varíen los modelos específicos) y se guarecen en estos: o se aferran de manera dogmática a la anterior experiencia de la primera etapa de revolución comunista —o, más bien, a un análisis incompleto, parcial y fundamentalmente erróneo de ella— o se guarecen en la anterior época de las revoluciones burguesas y sus principios: vuelven a lo que son en esencia teorías de democracia (burguesa) del siglo 18, disfrazadas o a nombre del “comunismo del siglo 21”, lo que en efecto equipara este “comunismo del siglo 21” con una democracia que es supuestamente “pura” o está “por encima de las clases” — una democracia que en realidad, mientras que existan las clases, solo puede ser la democracia burguesa y la dictadura burguesa15. Sostienen todo eso mientras que ignoran, tildan de obsoleto o descartan por dogma (o consignan a la categoría sin sentido del “abecé del comunismo” que se acepta como abstracción y que en seguida dejan a un lado por no ser pertinente a la lucha práctica) la concepción comunista científica fundamental, pagada en los hechos y repetidamente con la sangre de millones de oprimidos, desde los tiempos de la Comuna de París, de que hay que destrozar y desmantelar el viejo estado reaccionario y forjar un estado radicalmente nuevo que represente los intereses revolucionarios de los anteriormente explotados de transformar toda la sociedad y emancipar a toda la humanidad, o si no, se echarán a perder y se destruirán los logros de la lucha revolucionaria y las fuerzas revolucionarias quedarán diezmadas16.
Únicamente haciendo una ruptura con estas tendencias erróneas, y abordando profundamente y fundamentándose firmemente en el punto de vista, los métodos y los principios del comunismo, tal como se han desarrollado hasta ahora (y que hay que seguir desarrollando constantemente), es posible que los comunistas se pongan a la altura de la gran responsabilidad y reto de ser una vanguardia del futuro, y no relegarse a seguir siendo un residuo del pasado o degenerarse en eso, y al hacerlo, traicionar a las masas populares en todo el mundo para las cuales la revolución comunista representa la única salida de la locura y el horror del mundo actual y hacia un mundo verdaderamente digno de habitar.

Anuncios

2 comentarios en “USA:Bob Avakian, arremete contra los Maoistas y el Marxismo

  1. NOTAS SOBRE EL MAOISMO ACTUAL Y LA REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD.

    Salud, desde Málaga: Considero que actualmente el capitalismo-imperialismo ( Capiimperialismo, uso este término, porque lo tengo definido, así como Todocapitalismo,… ), las distintas fracciones estatales imperialistas, se han dotado de un estado universal, que es la ONU-OTAN, con diversas estructuras, BM, FMI, ACNUR,…y por lo tanto al poder capiimperialista, es al que hay que vencer. Concretando a la OTAN-ONU. Para ello organizar el proletariado y gran parte del pueblo su revolución total, que es la REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD,…
    Hay que decir que China, Rusia, son subimperios, pero no tiene estructura global, aunque en disputa y alianza con la OTAN-ONU. A esos también hay que derrotarlos. Por ello la estrategia revolucionaria mundial es compleja, y a definir por la futura organización revolucionaria proletaria global e internacional.
    Planteado esto, las líneas políticas de los partidos maoistas actuales, no son correctas. Aunque luchan, toman el poder,.. CONSIDERO QUE LA REVOLUCION PROLETARIA EN EE.UU. ES MUY IMPORTANTE PARA LA REVOLUCION PROLETARIA MUNDIAL Y DE LA HUMANIDAD. Así que apoyar a los revolucionarios en EE.UU. y revolucionarlos, es una tarea imperiosa de los revolucionarios en el planeta. Tesis: la revolución fuera de EE.UU. es muy importante para la revolución en ese país. Es una dialéctica marxista, social, política y estratégica. Es importante tener una relación de camadería crítica- dialéctica con el PCR de EE.UU.; estoy contra el culto a la personalidad que se implanta en los partidos, y colectivos, y mucho más en los llamados comunistas y revolucionarios. Así que no veo correcto ni revolucionario el culto que los maoístas les dan a sus líderes, ni en Perú, ni en EE.UU., ni en Asia,…LA CONTRADICCION DE CLASES ES UNIVERSAL, LA REVOLUCION ES CONTRA EL PODER GLOBAL. HAY QUE ORGANIZARLA.

    luciano medianero morales, Málaga, España.

    Referencia: Texto en Interner CUADERNO DE SOSTENIBILIDAD Y SOCIEDAD,2ª edición modificada. ( donde salvador espada hinojosa es coautor ).

    Me gusta

  2. Sobre la base de las contradicciones globales de la lucha de clases, la revolución mundial proletaria hay que organizarla de forma global, con una organización revolucionaria-proletaria mundial. POR LO CUAL CONSIDERO ANTAGONICO EN SI ( O AL MENOS MUY CONTRADICTORIO Y DISTORSIONADOR ). LA CONSIGNA O INTERES DE REVOLUCION MUNDIAL PROLETARIA Y POR OTRO LADO LA REVOLUCIÓN MAOISTA NACIONAL O ESTATAL. Por ello la lucha política en el seno del MRI no conduce a un salto cualitativo, en la Línea política revolucionaria proletaria del siglo XXI. LA CONTRADICCION BURGUESÍA-PROLETARIADO HA TOCADO O TOMADO UN CARACTER GLOBAL-PLANETARIO.

    SOLO DECIR QUE ESTA ESCUETA NOTA VA DIRIGIDA A TODOS LOS PARTIDOS, ORGANIZACIONES MAOISTAS, REVOLUCIONARIAS Y GRUPOS Y CORRIENTES COMUNISTAS E INTERNACIONALISTAS.

    ( apodo: luky ). málaga-españa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s