Una Estrategia Imperial para el Nuevo Orden Mundial Los Orígenes de la Tercera Guerra Mundial


Primera Parte
Por Andrew Gavin Marshall

Introducción

En el semblante de un colapso económico global total, las perspectivas de una guerra internacional de gran envergadura se están incrementando. Históricamente, los períodos de decadencia imperial y crisis económica están marcados por creciente violencia internacional y guerras. El declive de los grandes imperios europeos estuvo marcado por la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, con la Gran Depresión obrando en el período intermedio.
En la actualidad, el mundo es testigo de la decadencia del imperio norteamericano, en sí mismo un producto nacido de la Segunda Guerra Mundial. Como hegemonía imperial de post-guerra, Estados Unidos manejó el sistema monetario internacional y reinó como campeón y árbitro de la economía política global.
Para gestionar la economía política global, EEUU ha creado la fuerza militar única más grande y más poderosa de la historia mundial. Un control constante de la economía global requiere de la presencia y acción militar constante.
Ahora que tanto el imperio norteamericano y la economía política global se encuentran en decadencia y colapso, la perspectiva de un final violento a la época imperial estadounidense se incrementa drásticamente.
Este ensayo se divide en tres partes separadas. La primera parte cubre la estrategia geopolítica de la OTAN desde el final de la Guerra Fría, en los comienzos del Nuevo Orden Mundial, que esbozara la estrategia imperial occidental durante la guerra en Yugoslavia y la "Guerra contra el Terror". La Parte 2 analiza la naturaleza de las "revolución de terciopelo" o "revoluciones de color" en la estrategia imperial de Estados Unidos, centradas en establecer la hegemonía sobre Europa Oriental y Asia Central. La Parte 3 analiza la naturaleza de la estrategia imperial para construir un Nuevo Orden Mundial, centrándose en el aumento de los conflictos en Afganistán, Pakistán, Irán, América Latina, Europa Oriental y África, y el potencial que poseen estos conflictos para iniciar una nueva guerra mundial con China y Rusia.

Definiendo una Nueva Estrategia Imperial
En 1991, con el colapso de la Unión Soviética, la política exterior de EEUU y la OTAN tuvo que reimaginar su papel en el mundo. La Guerra Fría sirvió como medio de justificación a la expansión imperialista de EEUU en todo el mundo con objeto de "contener" la amenaza soviética. La misma OTAN se creó y existió con el único propósito de forjar una alianza anti-soviética. Con la URSS desparecida, la OTAN no tenía razón de existir, y Estados Unidos tenía que encontrar un nuevo propósito para su estrategia imperialista en el mundo.
En 1992, el Departamento de Defensa de EEUU, bajo la dirección del Secretario de Defensa Dick Cheney [que más tarde sería Vicepresidente de George Bush Jr.], y que tenía de Subsecretario de Defensa para Política del Pentágono a Paul Wolfowitz [que más tarde sería subsecretario de Defensa de George Bush Jr. y Presidente del Banco Mundial], escribió un documento de defensa para orientar la política exterior de Estados Unidos en la era post-Guerra Fría, comúnmente conocida como "Nuevo Orden Mundial".
El documento de Orientación para Planificación de la Defensa se filtró en 1992, y reveló que, "En un nuevo marco de políticas que está en su fase de redacción final, el Departamento de Defensa afirma que la misión política y militar de Estados Unidos en la post-Guerra Fría será garantizar que no se permita el surgimiento de una nueva superpotencia en Europa Occidental, Asia o los territorios de la antigua Unión Soviética," y que "el documento clasificado propone el caso para un mundo dominado por una única superpotencia, cuya posición puede ser perpetuada mediante un comportamiento constructivo y suficiente poder militar como para disuadir a cualquier nación o grupo de naciones a desafiar la supremacía estadounidense".
Además, "el nuevo proyecto esboza un mundo en el que existe un único poder militar dominante, cuyos dirigentes deben mantener los mecanismos para disuadir a competidores potenciales incluso de aspirar a un mayor papel regional o global." Entre los retos necesarios para la supremacía norteamericana, el documento "postula guerras regionales contra Irak y Corea del Norte", y sindicó a China y Rusia como sus principales amenazas. Además, "sugiere que los Estados Unidos también podrían considerar la ampliación a las naciones de Europa Oriental y Central de compromisos de seguridad similares a los otorgados a Arabia Saudita, Kuwait y otros estados árabes del Golfo Pérsico."[1]
La OTAN y Yugoslavia
Las guerras en Yugoslavia durante la década de 1990 sirvieron como justificación para la existencia continuada de la OTAN en el mundo, y para ampliar los intereses imperiales estadounidenses en Europa Oriental.
El Banco Mundial y el FMI prepararon el escenario para la desestabilización de Yugoslavia. Después de que el longevo dictador de Yugoslavia, Josip Tito, muriera en 1980, se desarrolló una crisis de liderazgo. En 1982, funcionarios de política exterior estadounidense prepararon un conjunto préstamos del FMI y el Banco Mundial, dentro de los recién creados Programas de Ajuste Estructural (PAE), para manejar la crisis de los $ 20 billones de deuda norteamericana. El efecto de los préstamos, en el marco del PAE, fue que "causaron estragos económicos y políticos… La crisis económica amenazó la estabilidad política… así como también amenazaron con agravar las tensiones étnicas." [2]
En 1989, Slobodan Milosevic se convirtió en presidente de Serbia, la más grande y poderosa de todas las repúblicas yugoslavas. También en 1989, el primer ministro de Yugoslavia, viajó a los Estados Unidos para reunirse con el presidente George H.W. Bush, a fin de negociar un nuevo paquete de ayuda financiera. En 1990, comenzaron los programas del Banco Mundial y el FMI, y los gastos del Estado yugoslavo se fueron hacia la amortización de la deuda. Como resultado, los programas sociales fueron desmantelados, la moneda fue devaluada, los salarios congelados, y los precios subieron. Las "reformas impulsaron tendencias secesionistas que se alimentaban de los factores económicos, así como de las divisiones étnicas, garantizando prácticamente la separación de facto de la República", que condujo a la secesión de Croacia y Eslovenia en 1991 [3].
En 1990, la comunidad de inteligencia de EEUU publicó un Estimado Nacional de Inteligencia (NIE), prediciendo que Yugoslavia se desmembraría, estallaría en una guerra civil, y el informe echaría la culpa al presidente serbio Milosevic por la desestabilización que vendría. [4]
En 1991, estalló el conflicto entre Yugoslavia y Croacia, cuando esta última declaró su independencia. Un alto el fuego fue alcanzado en 1992. Sin embargo, los croatas siguieron con pequeñas ofensivas militares hasta 1995, así como también participando en la guerra en Bosnia. En 1995, se llevó a cabo la Operación Storm liderada por Croacia para tratar de recuperar la región de Krajina. Un general croata fue recientemente sometido a juicio en La Haya por crímenes de guerra en esta batalla, que fue clave para expulsar a los serbios de Croacia y "consolidar la independencia de Croacia." Estados Unidos apoyó la operación y la CIA suministró activamente inteligencia a las fuerzas croatas, empujando al desplazamiento de entre 150.000 y 200.000 serbios, en gran parte a través de medios como el asesinato, saqueo, quema de aldeas y limpieza étnica. [5] El ejército croata fue entrenado por asesores de EEUU, y el general bajo juicio fue incluso personalmente apoyado por la CIA. [6]
La Administración Clinton le dio "luz verde" a Irán para armar a los musulmanes bosnios y "a partir de 1992 hasta enero de 1996, existió un flujo de armas y consejeros iraníes en Bosnia." Además, "Irán y otros estados musulmanes, contribuyeron a entregar combatientes mujaidines a Bosnia para luchar junto a los musulmanes contra los serbios;’guerreros santos’ de Afganistán, Chechenia, Yemen y Argelia, algunos de ellos con supuestos vínculos a campos de entrenamiento de Osama bin Laden en Afganistán".
Se trataba de que "la intervención occidental en los Balcanes exacerbara las tensiones y ayudara a mantener las hostilidades. Al reconocer las reivindicaciones de las repúblicas y grupos separatistas en 1990/1991, las élites occidentales – norteamericanas, británicas, francesas y alemanas – socavaron las estructuras de gobierno en Yugoslavia, aumentando la inseguridad, inflamando los conflictos y acrecentando las tensiones étnicas. Y ofreciendo apoyo logístico a las diversas facciones durante la guerra, la intervención occidental en el conflicto se mantuvo durante la década de 1990. La elección de Clinton porlos musulmanes bosnios como una causa para defender en el escenario internacional, y las exigencias de su administración para que la ONU levantara el embargo de armas buscando que los musulmanes y los croatas pudieran armarse contra los serbios, deben considerarse bajo este contexto." [7]
Durante la guerra en Bosnia, "existía un gran conducto secreto de contrabando de armas a través de Croacia. Fue organizado por las agencias clandestinas de los Estados Unidos, Turquía e Irán, junto con una serie de grupos radicales islamistas, incluyendo a los mujaidines afganos y a los pro-iranís de Hezbolá." Además, "los servicios secretos de Ucrania, Grecia e Israel estaban ocupados armando a los serbios de Bosnia." [8] La Agencia de Inteligencia de Alemania, el BND, también corrió con envíos de armas a los musulmanes de Bosnia y Croacia para luchar contra los serbios. [9]
Los Estados Unidos influyeron en la guerra regional de diversas maneras. Como informó The Observer en 1995, una faceta importante de su participación era a través del "Military Professional Resources Inc (MPRI), empresa privada con sede en Virginia de generales retirados y funcionarios de inteligencia. La embajada estadounidense en Zagreb, admitió que el MPRI entrenó a los croatas, con licencia del gobierno de Estados Unidos." Además, los holandeses "estaban convencidos de que fuerzas especiales de Estados Unidos participaron en la capacitación del ejército de Bosnia y el ejército de los croatas de Bosnia (HVO)." [10]
Ya en 1988, el líder de Croacia se reunió con el canciller alemán, Helmut Kohl para crear "una política conjunta para quebrar a Yugoslavia", y llevar Eslovenia y Croacia hacia la "zona económica de Alemania." Entonces, oficiales del ejército de Estados Unidos fueron enviados a Croacia, Bosnia, Albania y Macedonia, como "asesores" y llevaron a las Fuerzas Especiales de Estados Unidos para ayudar. [11] Durante los nueve meses de alto el fuego en la guerra en Bosnia-Herzegovina, seis generales de Estados Unidos se reunieron con líderes del ejército de Bosnia para planificar la ofensiva de Bosnia que rompió el alto el fuego [12].
En 1996, la mafia albanesa, en colaboración con el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), una organización guerrillera militante, tomó el control de las enormes rutas de tráfico de heroína de los Balcanes. El ELK estuvo vinculado a ex combatientes muyahidin afganos de Afganistán, incluido Osama bin Laden [13].
En 1997, el ELK comenzó a luchar contra las fuerzas serbias, [14] y en 1998, el Departamento de Estado de Estados Unidos eliminó al ELK de su lista de organizaciones terroristas. [15] Antes y después de 1998, el ELK fue receptor de armas, capacitación y apoyo de los Estados Unidos y la OTAN, y la Secretaria de Estado de Clinton, Madeleine Albright, tenía una relación política estrecha con el líder del ELK, Hashim Thaci, [16].
Tanto la CIA como la inteligencia alemana, el BND, apoyaron a los terroristas del ELK en Yugoslavia antes y después de los bombardeos de la OTAN a Yugoslavia en 1999. El BND tenía contactos con el ELK desde principios de 1990, el mismo período en que el ELK fue estableciendo sus contactos con Al-Qaeda. [17] Miembros del ELK fueron entrenados por Osama bin Laden en campos de entrenamiento en Afganistán. Incluso las Naciones Unidas declararon que gran parte de la violencia que se produjo provenía de miembros del ELK, "especialmente los aliados de Hashim Thaci." [18]
El bombardeo de la OTAN en marzo de 1999 en Kosovo se justificó con el pretexto de poner fin a la opresión hacia los albaneses de Kosovo por parte de Serbia, lo que fuera rotulado de genocidio. La Administración Clinton afirmó que al menos 100.000 albaneses de Kosovo fueron desaparecidos y "pudieron haber sido asesinados" por los serbios. Bill Clinton personalmente comparó los acontecimientos de Kosovo con el Holocausto. El Departamento de Estado de Estados Unidos declaró que hasta 500.000 albaneses habían perecido. Finalmente, la estimación oficial se redujo a 10.000, sin embargo, después de exhaustivas investigaciones, se reveló que la muerte de menos de 2.500 albaneses podía ser atribuida a los serbios. Durante la campaña de bombardeos de la OTAN, entre 400 y 1.500 civiles serbios fueron asesinados y los crímenes de guerra cometidos por la OTAN, incluyeron el bombardeo de una estación de televisión y un hospital serbio [19].
En 2000, el Departamento de Estado de Estados Unidos en cooperación con el American Enterprise Institute, AEI, celebró una conferencia sobre la integración euroatlántica en Eslovaquia. Entre los participantes había muchos jefes de Estado, funcionarios de Asuntos Exteriores y embajadores de varios países europeos, así como también funcionarios de las Naciones Unidas y la OTAN. [20] Una carta de correspondencia entre un político alemán presente en la reunión y el Canciller alemán, reveló la verdadera naturaleza de la campaña de la OTAN en Kosovo. La conferencia exigía una rápida declaración de independencia de Kosovo, y que la guerra en Yugoslavia fuese emprendida con el fin de ampliar a la OTAN, que Serbia fuese excluida permanentemente del desarrollo europeo para justificar una presencia militar de Estados Unidos en la región, y en última instancia, la expansión fue diseñada para contener a Rusia [21].
De gran importancia fue que "la guerra creó una razón de ser de para la existencia de la OTAN en una era post-Guerra Fría, ya que trató desesperadamente de justificar su existencia y deseo de expansión". Además, "Los rusos asumieron que la OTAN se disolvería al final de la Guerra Fría. En cambio, la OTAN no sólo se amplió, sino que fue a la guerra en un conflicto interno de un país eslavo de Europa Oriental." Esto fue visto como una gran amenaza. Por lo tanto, "gran parte de las tensas relaciones entre los Estados Unidos y Rusia durante la última década se remontan a la guerra de 1999 contra Yugoslavia." [22]
La Guerra contra el Terrorismo y el Proyecto para el Nuevo Siglo Americano (PNAC)
Cuando Bill Clinton se convirtió en presidente, los halcones neoconservadores de la de la Administración de George H.W. Bush formaron un think tank llamado Proyecto para el Nuevo Siglo Americano o PNAC. En 2000, se publicó un informe llamado, Reconstruyendo las Defensas de América: Estrategia, Fuerzas y Recursos para un Nuevo Siglo. Basándose en el documento de Orientación de Políticas de Defensa, afirma que "Estados Unidos debe mantener fuerzas lo suficientemente capaces de desplegarse rápidamente y ganar múltiples guerras simultáneas a gran escala." [23] Además, existe la "necesidad de mantener las suficientes fuerzas de combate para luchar y ganar, múltiples guerras casi simultáneas en grandes teatros" [24] y que "el Pentágono tiene que empezar a calcular la fuerza necesaria para proteger, de forma independiente, los intereses de Estados Unidos en Europa, Asia Oriental y el Golfo en todo momento." [25]
Curiosamente, el documento indica que "los Estados Unidos han buscado durante décadas jugar un papel más permanente en la seguridad regional del Golfo. Si bien el conflicto no resuelto con Irak proporciona la justificación inmediata, la necesidad de una fuerte presencia militar estadounidense en el Golfo trasciende la cuestión del régimen de Saddam Hussein." [26] Sin embargo, en la promoción de un aumento masivo en el gasto de defensa y la ampliación del Imperio Norteamericano en todo el mundo, incluyendo la destrucción forzada de varios países a través de los principales teatros de guerra, el informe indica que, "Además, el proceso de transformación, incluso si trae cambios revolucionarios, probablemente sea muy largo, en ausencia de algún evento catastrófico y catalizador – como un nuevo Pearl Harbor." [27] Ese acontecimiento tuvo lugar un año más tarde con los hechos del 9 / 11. Muchos de los autores del informe y miembros del Proyecto para el Nuevo Siglo Americano se habían convertido en funcionarios de la Administración Bush, y se encontraban en lugares muy idóneos para comenzar el "proyecto" después de que obtener su "nuevo Pearl Harbor".
Los planes para la guerra se encontraban "ya en desarrollo en Think Tanks de derecha en la década de 1990, organizaciones en donde guerreros de la Guerra Fría del círculo interior de los servicios secretos, desde iglesias evangélicas, hasta corporaciones armamentistas y compañías petroleras forjaron planes chocantes para un nuevo orden mundial". Para ello, "los Estados Unidos tendrían que utilizar todos los medios – diplomáticos, económicos y militares, incluso guerras de agresión – para tener un control a largo plazo de todos los recursos del planeta y la capacidad de mantener debilitado a cualquier posible rival."
Entre las personas involucradas en el PNAC y los planes para el imperio estaban, "Dick Cheney – Vicepresidente, Lewis Libby – Jefe de gabinete de Cheney, Donald Rumsfeld – El ministro de Defensa, Paul Wolfowitz – el sustituto de Rumsfeld, Peter Rodman – a cargo de "Asuntos de Seguridad Global”, John Bolton – Secretario de Estado para el Control de Armas, Richard Armitage – Viceministro de Relaciones Exteriores, Richard Perle – El ex viceministro de Defensa de Reagan, ahora jefe de la Junta de Política de Defensa, William Kristol – jefe del PNAC y asesor de Bush, conocido como el cerebro del Presidente, Zalmay Khalilzad,” quien se convirtió en embajador de Afganistán e Irak después de los cambios de régimen en esos países [28].
El "Gran Tablero de Ajedrez" de Brzezinski
El archihalcón estratega, Zbigniew Brzezinski, co-fundador de la Comisión Trilateral de David Rockefeller, ex asesor de Seguridad Nacional y principal arquitecto de la política exterior en la administración de Jimmy Carter, también escribió un libro sobre la geoestrategia estadounidense. Brzezinski también es miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y del Grupo Bilderberg, y también ha sido miembro del consejo de Amnistía Internacional, el Consejo Atlántico y la National Endowment for Democracy. Actualmente, es administrador y asesor en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), un importante think tank político de Estados Unidos.
En su libro de 1997, El Gran Tablero de Ajedrez, Brzezinski esbozó una estrategia para Estados Unidos en el mundo. Escribió, "Para Estados Unidos, el principal premio geopolítico es Eurasia. Durante medio milenio, los asuntos del mundo estaban dominados por potencias euroasiáticas y los pueblos que luchaban entre sí por el dominio regional y extendían la mano hacia el poder global." Además, "el cómo Estados Unidos "gestione" Eurasia, es crítico. Eurasia es el continente más grande del mundo y es geopolíticamente axial. Un poder que domine a Eurasia controlaría dos de las tres regiones más avanzadas y económicamente productivas. Un simple vistazo al mapa también sugiere que el control de Eurasia casi automáticamente implica la subordinación de África."[29]
Continuó delineando una estrategia para el imperio estadounidense, afirmando que, "es imperativo que no surja ningún contendiente en Eurasia, capaz de dominar Eurasia y, por tanto también de desafiar a Estados Unidos. La formulación de una geoestrategia euroasiática extensiva e integrada es por tanto, el propósito de este libro." [30] Explicó que, "en consecuencia son requeridos dos pasos básicos: primero, identificar los estados de la dinámica geoestratégica de Eurasia que tienen la capacidad de causar un potencial cambio importante en la distribución internacional del poder y descifrar los objetivos externos centrales de sus respectivas élites políticas y las posibles consecuencias de su búsqueda para alcanzarlos: [y] en segundo lugar, formular políticas específicas de Estados Unidos para compensar, cooptar y / o controlar a las anteriores ". [31]
Lo que esto significa es que de primordial importancia es identificar en primer lugar los Estados que podrían ser un pivote en el que el equilibrio de poder en la región, sacándola de la esfera de influencia de Estados Unidos, y en segundo lugar, "compensar, cooptar y / o controlar" a esos Estados y circunstancias. Un ejemplo de esto sería Irán, que es uno de los productores de petróleo más grande del mundo, y ubicado en una posición estratégicamente importante del eje Europa-Asia-Oriente Medio. Irán podría tener el potencial de alterar el equilibrio de poder en Eurasia si se aliara estrechamente con Rusia o China, o ambas – ofreciendo a esas naciones un fuerte suministro de petróleo, así como una esfera de influencia en el Golfo, lo que en consecuencia pondría obstáculos a la hegemonía de Estados Unidos en la región.
Brzezinski eliminó todas las sutilezas de sus tendencias imperiales, y escribió: "Para decirlo en una terminología que se remonte a la época más brutal de los antiguos imperios, los tres grandes imperativos de la geoestrategia imperial son evitar la colusión y mantener la dependencia de seguridad entre los vasallos, mantener tributarios flexibles y protegidos, y evitar que los bárbaros se junten. "[32]
Brzezinski se refiere a las repúblicas de Asia Central como los "Balcanes Eurasiáticos", señalando que, "Además, ellos [las Repúblicas de Asia Central] son de importancia desde el punto de vista de la seguridad y existen ambiciones históricas de al menos tres de sus vecinos más inmediatos y poderosos, a saber, Rusia, Turquía e Irán, con China mostrando también un creciente interés político en la región. Pero los Balcanes Euroasiáticos son infinitamente más importantes como premio económico potencial: una enorme concentración de gas natural y reservas de petróleo se encuentra en la región, además de importantes minerales, incluyendo oro."[33] El mismo escribió que, "sigue el interés primordial de los Estados Unidos de ayudar a asegurar que no exista otra potencia capaz de controlar este espacio geopolítico y que el acceso financiero y económico de la comunidad global no tenga trabas al mismo."[34] Este es un claro ejemplo del papel de Estados Unidos como motor del imperio; con la política exterior imperial diseñada para mantener una situación estratégica de los Estados Unidos, pero sobre todo e "infinitamente más importante, garantizar un "premio económico" para la "comunidad global". En otras palabras, los Estados Unidos es un poder hegemónico imperial que trabaja para los intereses financieros internacionales.
Brzezinski advirtió también que "los Estados Unidos tendrían que determinar la forma de hacer frente a las coaliciones regionales que tratan de sacar a los Estados Unidos de Eurasia, amenazando así la situación de Estados Unidos como potencia mundial" [35] y él, "premia la maniobra y la manipulación con el fin de evitar la aparición de una coalición hostil que podría eventualmente buscar desafiar la supremacía de los Estados Unidos." Así, "La tarea más inmediata es asegurarse de que ningún Estado o combinación de estados obtenga la capacidad de expulsar a los Estados Unidos de Eurasia o incluso a disminuir de manera significativa su función de arbitraje decisivo."[36]
La Guerra contra el Terrorismo y el Imperialismo Excedente
En 2000, el Pentágono dio a conocer un documento denominado Visión Conjunta 2020, que esbozó un proyecto para lograr lo que denomina "Full Spectrum Dominance" (Dominio de Espectro Completo), como modelo para el Departamento de Defensa en el futuro. "El Dominio de Espectro Completo; la capacidad de las fuerzas de EEUU, operando solas o con aliados, para derrotar a cualquier adversario y controlar cualquier situación en todo el abanico de operaciones militares." El informe "trata el dominio de espectro completo en toda una gama de conflictos desde la guerra nuclear a las guerras en escenarios importantes y a las contingencias de menor escala. También se abordan situaciones amorfas como el mantenimiento de la paz y la ayuda humanitaria no combativa". Además, "El desarrollo de una red mundial de información proporcionará el entorno para la superioridad de decisiones."[37]
Como economista política, Ellen Wood, explicó, "la dominación sin límites de una economía global, y de los múltiples estados que la administran, requiere de una acción militar sin fin, en propósitos o tiempo." [38] Además, "un dominio imperial en la economía capitalista global requiere un equilibrio delicado y contradictorio entre la supresión de la competencia y el mantenimiento de las condiciones en las economías de la competencia que generan los mercados y las ganancias. Esta es una de las contradicciones más fundamentales del nuevo orden mundial. "[39]
Después de 9 / 11, se puso en marcha la "Doctrina Bush", que exigía "un derecho unilateral y exclusivo de ataque preventivo, en cualquier momento y en cualquier lugar, libre de cualquier acuerdo internacional, para asegurar que "nuestras fuerzas sean lo suficientemente fuertes como para disuadir a adversarios potenciales de emprender un desarrollo militar en la esperanza de superar o igualar el poder de los Estados Unidos"."[40]
La OTAN llevó a cabo la primera invasión terrestre de cualquier nación en toda su historia, con la invasión y ocupación de Afganistán en Octubre de 2001. La guerra de Afganistán estaba, de hecho, prevista antes de los acontecimientos del 9 / 11, con el desglose de importantes ofertas para oleoductos entre las principales compañías petroleras occidentales y los talibanes. La guerra en sí estaba prevista en el verano de 2001 con el plan operativo para ir a la guerra a mediados de octubre [41].
Afganistán es sumamente importante en términos geopolíticos, pues "Transportando todos los combustibles fósiles de la cuenca del Mar Caspio desde Rusia a Azerbaiyán mejoraría en gran medida el control político y económico de Rusia sobre las repúblicas de Asia Central, que es precisamente lo que Occidente ha estado tratando de evitar durante 10 años. Tuberías a través de Irán enriquecerían a un régimen que Estados Unidos ha estado tratando de aislar. Enviarlas desde el camino más largo a través de China, al margen de las consideraciones estratégicas, sería prohibitivamente caro. Sin embargo, las tuberías a través de Afganistán permitirían a los Estados Unidos, perseguir su objetivo de "diversificar el suministro energético y penetrar en los mercados más lucrativos del mundo." [42]
Como señalara el San Francisco Chronicle apenas dos semanas después de los ataques del 9 / 11, "Más allá de la determinación estadounidense de devolver el golpe contra los autores de los atentados del 11 de septiembre, más allá de la posibilidad de batallas largas y prolongadas que producirán más víctimas civiles en los meses y años venideros, los riesgos ocultos en la guerra contra el terrorismo se puede resumir en una sola palabra: petróleo." Explicando además, "El mapa de los santuarios terroristas y los objetivos en el Medio Oriente y Asia Central es también, en un grado extraordinario, un mapa de las principales fuentes de energía del mundo en el Siglo XXI. La defensa de estas fuentes de energía – en lugar de una simple confrontación entre el Islam y Occidente – será el principal punto de inflamación de un conflicto mundial en las próximas décadas".
Entre los muchos estados importantes donde existe un cruce entre el terrorismo y las reservas de petróleo y gas de vital importancia para los Estados Unidos y Occidente, se encuentran Arabia Saudita, Libia, Bahrein, los Emiratos del Golfo, Irán, Irak, Egipto, Sudán y Argelia, Turkmenistán, Kazajstán, Azerbaiyán, Chechenia, Georgia y Turquía. Es importante destacar que "esta región representa más del 65 por ciento del petróleo del mundo y la producción de gas natural." Además, "Es inevitable que la guerra contra el terrorismo sea considerada por muchos como una guerra en nombre de las americanas Chevron, Exxon Mobil y Arco; TotalFinaElf de Francia, British Petroleum, Royal Dutch Shell y otras gigantes multinacionales, que tienen cientos de miles de millones de dólares de inversión en la región. "[43]
No es ningún secreto que la guerra de Irak tuvo mucho que ver con el petróleo. En el verano de 2001, Dick Cheney convocó a la Energy Task Force, que era un grupo altamente secreto de reuniones en las que se determinó la política energética para los Estados Unidos. En las reuniones y en varios otros medios de comunicación, Cheney y sus asesores se reunieron con altos funcionarios y ejecutivos de la petrolera Shell, British Petroleum (BP), Exxon Mobil, Chevron, Conoco y Chevron. [44] En la reunión, que tuvo lugar antes de 9 / 11 y antes de que existiera mención alguna a la guerra en Irak, los documentos de los campos petrolíferos iraquíes, oleoductos, refinerías y terminales se presentaron y discutieron, y "documentos de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU), igualmente cuentan con un mapa de cada uno de los yacimientos de petróleo del país, oleoductos, refinerías y terminales petroleros."[45] Tanto la Royal Dutch Shell como la British Petroleum han recibido desde entonces contratos de petróleo para explotar los yacimientos petrolíferos iraquíes [46].
La guerra en Irak, así como la guerra en Afganistán, han servido en gran medida a intereses estratégicos norteamericanos, o más precisamente, del imperialismo occidental, en la región. En particular, las guerras fueron diseñadas estratégicamente para eliminar, amenazar o contener los poderes regionales, así como para instalar directamente varias decenas de bases militares en la región, estableciendo una firme presencia imperial. El propósito de esto va dirigido en mayor medida hacia otros grandes actores regionales y, específicamente, cercando a Rusia y China y amenazando su acceso a las regiones petrolíferas y gasíferas. Irán está ahora rodeado, con Irak por un lado, y Afganistán, por el otro.
Comentarios Finales
La Parte 1 de este ensayo ilustra la estrategia imperial Estadounidense y de la OTAN para entrar en el Nuevo Orden Mundial, tras la desintegración de la Unión Soviética en 1991. El objetivo principal se centró en cercar a Rusia y China, y prevenir la aparición de una nueva superpotencia. Los Estados Unidos actuaron como el poder hegemónico imperial, sirviendo a los intereses financieros internacionales para imponer el Nuevo Orden Mundial. La siguiente parte del presente ensayo examinará las "revoluciones de color" por toda Europa Oriental y Asia Central, continuando con la política de Estados Unidos y la OTAN hacia Rusia y China, como también el control del acceso a importantes reservas de gas natural y sus rutas de transporte. Las "revoluciones de color" han sido una fuerza fundamental en la estrategia geopolítica imperial, y el análisis de las mismas es clave para entender el Nuevo Orden Mundial.

Original en: Global Research
Notas Finales
[1] Tyler, Patrick E. U.S. Strategy Plan Calls for Insuring No Rivals Develop: A One Superpower World. The New York Times: March 8, 1992. http://work.colum.edu/~amiller/wolfowitz1992.htm
[2] Louis Sell, Slobodan Milosevic and the Destruction of Yugoslavia. Duke University Press, 2002: Page 28
Michel Chossudovsky, Dismantling Former Yugoslavia, Recolonizing Bosnia-Herzegovina. Global Research: February 19, 2002: http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=370
[3] Michel Chossudovsky, Dismantling Former Yugoslavia, Recolonizing Bosnia-Herzegovina. Global Research: February 19, 2002: http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=370
[4] David Binder, Yugoslavia Seen Breaking Up Soon. The New York Times: November 28, 1990
[5] Ian Traynor, Croat general on trial for war crimes. The Guardian: March 12, 2008: http://www.guardian.co.uk/world/2008/mar/12/warcrimes.balkans
[6] Adam LeBor, Croat general Ante Gotovina stands trial for war crimes. The Times Online: March 11, 2008: http://www.timesonline.co.uk/tol/news/world/europe/article3522828.ece
[7] Brendan O’Neill, ‘You are only allowed to see Bosnia in black and white’. Spiked: January 23, 2004: http://www.spiked-online.com/Articles/0000000CA374.htm
[8] Richard J. Aldrich, America used Islamists to arm the Bosnian Muslims. The Guardian: April 22, 2002: http://www.guardian.co.uk/world/2002/apr/22/warcrimes.comment/print
[9] Tim Judah, German spies accused of arming Bosnian Muslims. The Telegraph: April 20, 1997: http://www.serbianlinks.freehosting.net/german.htm
[10] Charlotte Eagar, Invisible US Army defeats Serbs. The Observer: November 5, 1995: http://charlotte-eagar.com/stories/balkans110595.shtml
[11] Gary Wilson, New reports show secret U.S. role in Balkan war. Workers World News Service: 1996: http://www.workers.org/ww/1997/bosnia.html
[12] IAC, The CIA Role in Bosnia. International Action Center: http://www.iacenter.org/bosnia/ciarole.htm
[13] History Commons, Serbia and Montenegro: 1996-1999: Albanian Mafia and KLA Take Control of Balkan Heroin Trafficking Route. The Center for Cooperative Research: http://www.historycommons.org/topic.jsp?topic=country_serbia_and_montenegro
[14] History Commons, Serbia and Montenegro: 1997: KLA Surfaces to Resist Serbian Persecution of Albanians. The Center for Cooperative Research: http://www.historycommons.org/topic.jsp?topic=country_serbia_and_montenegro
[15] History Commons, Serbia and Montenegro: February 1998: State Department Removes KLA from Terrorism List. The Center for Cooperative Research: http://www.historycommons.org/topic.jsp?topic=country_serbia_and_montenegro
[16] Marcia Christoff Kurop, Al Qaeda’s Balkan Links. The Wall Street Journal: November 1, 2001: http://www.freerepublic.com/focus/fr/561291/posts
[17] Global Research, German Intelligence and the CIA supported Al Qaeda sponsored Terrorists in Yugoslavia. Global Research: February 20, 2005: http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=431
[18] Michel Chossudovsky, Kosovo: The US and the EU support a Political Process linked to Organized Crime. Global Research: February 12, 2008: http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=8055
[19] Andrew Gavin Marshall, Breaking Yugoslavia. Geopolitical Monitor: July 21, 2008: http://www.geopoliticalmonitor.com/content/backgrounders/2008-07-21/breaking-yugoslavia/
[20] AEI, Is Euro-Atlantic Integration Still on Track? Participant List. American Enterprise Institute: April 28-30, 2000: http://www.aei.org/research/nai/events/pageID.440,projectID.11/default.asp
[21] Aleksandar Pavi, Correspondence between German Politicians Reveals the Hidden Agenda behind Kosovo’s "Independence". Global Research: March 12, 2008: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=8304
[22] Stephen Zunes, The War on Yugoslavia, 10 Years Later. Foreign Policy in Focus: April 6, 2009: http://www.fpif.org/fpiftxt/6017
[23] PNAC, Rebuilding America’s Defenses. Project for the New American Century: September 2000, page 6: http://www.newamericancentury.org/publicationsreports.htm
[24] Ibid. Page 8
[25] Ibid. Page 9
[26] Ibid. Page 14
[27] Ibid. Page 51
[28] Margo Kingston, A think tank war: Why old Europe says no. The Sydney Morning Herald: March 7, 2003: http://www.smh.com.au/articles/2003/03/07/1046826528748.html
[29] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Pages 30-31
[30] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Page xiv
[31] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Page 41
[32] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Page 40
[33] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Page 124
[34] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Page 148
[35] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Page 55
[36] Brzezinski, Zbigniew. The Grand Chessboard: American Primacy and its Geostrategic Imperatives. Basic Books, 1997: Page 198
[37] Jim Garamone, Joint Vision 2020 Emphasizes Full-spectrum Dominance. American Forces Press Service: June 2, 2000:
http://www.defenselink.mil/news/newsarticle.aspx?id=45289
[38] Ellen Wood, Empire of Capital. Verso, 2003: page 144
[39] Ellen Wood, Empire of Capital. Verso, 2003: page 157
[40] Ellen Wood, Empire of Capital. Verso, 2003: page 160
[41] Andrew G. Marshall, Origins of Afghan War. Geopolitical Monitor: September 14, 2008:
http://www.geopoliticalmonitor.com/content/backgrounders/2008-09-14/origins-of-the-afghan-war/
[42] George Monbiot, America’s pipe dream. The Guardian: October 23, 2001:
http://www.guardian.co.uk/world/2001/oct/23/afghanistan.terrorism11
[43] Frank Viviano, Energy future rides on U.S. war. San Francisco Chronicle: September 26, 2001:
http://www.sfgate.com/cgi-bin/article.cgi?file=/chronicle/archive/2001/09/26/MN70983.DTL
[44] Dana Milbank and Justin Blum, Document Says Oil Chiefs Met With Cheney Task Force. Washington Post: November 16, 2005:
http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2005/11/15/AR2005111501842_pf.html
[45] Judicial Watch, CHENEY ENERGY TASK FORCE DOCUMENTS FEATURE MAP OF IRAQI OILFIELDS. Commerce Department: July 17, 2003: http://www.judicialwatch.org/printer_iraqi-oilfield-pr.shtml
[46] TERRY MACALISTER, Criticism as Shell signs $4bn Iraq oil deal. Mail and Guardian: September 30, 2008: http://www.mg.co.za/article/2008-09-30-criticism-as-shell-signs-4bn-iraq-oil-deal
Al-Jazeera, BP group wins Iraq oil contract. Al Jazeera Online: June 30, 2009: http://english.aljazeera.net/news/middleeast/2009/06/200963093615637434.html
Andrew Gavin Marshall es Investigador Asociado al Centre for Research on Globalization (CRG). Actualmente está estudiando Economía Política e Historia en la Simon Fraser University.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s