EEUU: Marcha contra la invasión en Irak


(AW) En esta nota, Leonardo Paz comenta una marcha realizada el pasado 20 de Marzo en Estados Unidos, al cumplirse el séptimo aniversario de la invasión a Irak. En ella, resalta datos que resultan indignantes: 104.000 iraquíes muertos, más de 1.500.000 de refugiados y un presupuesto bélico de caso 900 billones de dólares.
Marcha contra guerras del Pentágono en EEUU y testimonios de matanzas contra civiles
Por Leorando Paz-Los Angeles-KPFK Radio Pacifica
Miles marcharon el 20 de marzo en Washington, Chicago y Los Angeles para exigir el fin de las guerras en Irak y Afganistán en el séptimo aniversario de la invasión estadounidense a Irak. Los EE.UU gastan más de la mitad del presupuesto nacional para sus guerras en Asia, casi 900 billones de dólares entre 2009 y lo que va del 2010, a fin de mantener lo que el Pentágono llama la Guerra contra el Terror.
Segun Elizabeth Campbell de la ONG Refugiados Internacionales en Washington, hoy en Irak hay más de 1.500.000 refugiados en el país, sin contar los que huyeron a Siria y Jordania -en su mayoría- otro millón al menos. Los que están en Irak sobreviven condiciones miserables, viviendo en basurales, debajo de puentes y en asentamientos a la intemperie, sin agua potable, cloacas o corriente eléctrica. Campbell dijo que la mayoría de la población iraquí recibe con suerte 12 horas de luz de promedio diario.
A la vez según fuentes allegadas al Pentágono, EEUU mantiene alrededor de 170.000 tropas regulares y mas de 200.000 mercenarios o "contratistas privados de seguridad" como son llamados en documentos e informes oficiales del gobierno, para proteger instalaciones, diplomáticos y empresarios yankis en Irak y Afganistan. Desde la invasión y hasta hoy, estos "contratistas" gozan de total inmunidad jurídica. Por lo tanto, familias iraquíes deben costearse gastos en montar causas en juzgados en EEUU. En enero pasado, el juez federal Urbina en New York desestimó una causa de familiares de 17 muertos por cinco mercenarios de la empresa Blackwater, conocida como la masacre de la plaza Nisour en Bagdad en el 2007.
Costo de las guerras
Trabajadores, estudiantes, veteranos de guerra, inmigrantes y gente de todas condiciones sociales salieron el sábado en Los Angeles para repudiar las guerras estadounidenses en Iraq, Afganistán y en Paquistán.
Carlos Alvarez, hijo de salvadoreños y ex-candidato a jefe de gobierno en Los Angeles del partido Socialismo y Liberación (PSL) habló de la necesidad de financiar la asistencia médica y la asistencia social en vez de más guerras."Un día sólo de guerra compensaría el déficit presupuestario universitario de California. Si paráramos la guerra durante un día no habría ninguna necesidad de aumentar la matrícula en un treinta por ciento para estudiantes, ni de aumentar el costo de aranceles en miles de dólares más, nos siguen diciendo que no hay nada de dinero cuando vemos que obviamente hay dinero; pasa que va a guerras, a la policía, a prisiones, o sea no va a crear empleos, educación o asistencia médica".
Tamara Khoury, estudiante universitaria en Los Angeles, dijo que el dinero gastado en guerras estadounidenses y ayuda militar podría ser usado para evitar aumentos de matrícula en universidades públicas."Es ridículo cuánto dinero está siendo gastado allí, a la vez hay estudiantes que no pueden pagar la matrícula, hay familias siendo echadas de sus casas, ni cuidado médico para los veteranos que vuelven de estas guerras. Es una obscenidad."
Testimonio de masacres contra iraquíes
El testimonio de los veteranos de guerra condenando los ataques contra los pueblos afgano e iraquíes también se hizo presente. Nucleados en un grupo llamado Veteranos contra la guerra de Irak (IVAW por su sigla en inglés) cuentan matanzas y abusos perpetrados bajo órdenes del Pentágono.
Uno de los soldados es el cabo Cameron Woods, de Minnesota, quien fue parte de una unidad de tanques y blindados en la invasión en 2003 y estuvo en el sitio y asalto a la ciudad de Faluyah en el 2004, donde fueron masacrados 6000 iraquíes.
Woods confirmo el uso de municiones de fósforo blanco, similares al napalm, contra la población. Woods contó cómo los oficiales del ejército estadounidenses daban órdenes de disparar a cualquier iraquí en las calles, opuesto a la invasión o no.
"Durante la invasión hubo muchas instancias cuando (nuestros superiores) determinaban una zona de fuego libre, o sea cuando nos mandaban disparar a cualquiera; si alguien nos disparaba a nosotros o no, no importaba; todos eran considerados enemigos por no quedarse dentro de sus casas", dijo Woods.
También habló de las pesadillas con las que tienen que vivir los soldados después de asesinar o disparar a civiles iraquíes.
"Lo que vi eran civiles que habíamos asesinados en sus vehículos; en los retenes (checkpoints) veíamos vehículos acercarse y  cuando no paraban, entonces disparábamos a los vehículos, disparamos a ómnibus, a autobuses llenos de civiles…" dijo Woods. "La razón que pasó tantas veces es porque mandan a adolescentes a luchar una guerra, los cuales se asustan y disparan indiscriminadamente sus armas. Ver esos muertos…, son imágenes que uno lleva grabada en la mente a toda hora… son una de las secuelas psicológicas de la invasión" contaba Woods.
La cifra de muertos en la guerra nunca ha sido divulgada por el Pentágono. Según la ONG británica Iraq Body Count (Número de Muertos de Irak), que monitorea la prensa internacional por informes de victimas, han sido documentados más de 104.000 muertos iraquíes en la guerra. Desde el 2003, EEUU ha sufrido más bajas en sus tropas por suicidio que en combate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s