Israel y EE.UU. Juntos, en duras y maduras.


www.PerspectivaInternacional.Net
Por: Vicky Pelaez

‘Por ti, Israel, trituré las naciones, hombre y mujer, viejo y niño, joven y doncella’  (Jeremías 51, 20-23)
La supuesta “crisis” entre Estados Unidos e Israel, divulgada ampliamente por los medios para consumo interno norteamericano, y que mostraba la “cara dura” de Washington, es en realidad un simple desacuerdo entre dos países  incondicionales, sobre la táctica y el momento para fortalecer y expandir el Estado de Israel. Las  discrepancias comenzaron durante la reciente visita del vicepresidente norteamericano Joseph Biden a Israel, cuando se anunció en Tel Aviv la construcción de 1,600 unidades de vivienda en el Este de Jerusalén, y que según la Resolución 303 de la Asamblea de las Naciones Unidas aprobada en 1949, pertenece a los palestinos, mientras que la occidental a los judíos.
Estados Unidos se sintió muy molesto por el anunció, dijeron que representaba un abierto desafío al pedido de Barack Obama de parar esas construcciones judías en territorio palestino. Con esto Israel mostraba abiertamente al mundo su poder sobre Washington y lo hacía  precisamente cuando la popularidad de Barack Obama, tanto dentro como fuera de su país, se halla  en descenso y aumenta la desconfianza en el Medio Oriente. Pero la molestia EE.UU sólo consistió en suspender el envío de componentes de precisión (JDAM) para  trescientas bombas “inteligentes”  “anti-bunker”  que les entregó anteriormente. El resto sigue igual. No les congeló la donación de 250 millones de dólares para adquisición de aviones C-130J para lanzar las bombas. Ni  tampoco dijo que las 1,600 viviendas son parte de un proyecto de 50,000 casas en territorios palestinos ocupados.
Desde su creación en 1947-1948, Israel es fiel  guardián de los intereses norteamericanos en el Medio Oriente. La idea inicial fue de los británicos, cuando en1839 evaluó las noticias sobre abundantes yacimientos de petróleo en el Medio Oriente, así, elaboró la formación de un Estado “europeo” poblado por judíos para controlar la región y sus recursos. Después de la caída del imperio británico, la batuta pasó a los Estados Unidos, convirtiéndose  Israel en su protegido. Es sabido que lo armó con 200 bombas nucleares y  le financia generosamente con no menos de unos 15 mil millones de dólares al año.
La Guerra de los 6 Días en 1967, que permitió la expansión de  Israel a Cisjordania, al Este de Jerusalén, a las alturas de Golán, al territorio sirio, a la Franja de Gaza y al Desierto de Sinaí, fue planificada en 1965 por Washington y Tel Aviv. No es secreto que en 1969  Washington dio su visto bueno al nuevo proyecto de los asentamientos y tiene ahora 500,000 israelíes viviendo en Cisjordania y Jerusalén del Este, mientras a los 100,000 palestinos  de Jerusalén del Este se les niega acceso a su ciudad. Las 19 resoluciones de las Naciones Unidas condenando esta práctica, no significan nada para Israel porque su política de expansión está avalada por su gran protector. A la vez, el poder de la comunidad judía en Washington llegó a tal nivel que, como dijo en un programa de radio en el 2001, el ex primer ministro israelí Ariel Saron a su ministro Simón Peres:  “no te preocupes de las presiones norteamericanas, nosotros los judíos  controlamos América y los americanos lo saben”. La reciente carta de 300 congresistas norteamericanos mostrando su apoyo a Israel, lo confirma.
Vicky.pelaez@ eldiariony. com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s