PERU: La próspera economía peruana y sus tres millones de niños y adolescentes trabajadores


 

ninos_trabajando_oitLa  economía peruana, siendo la más sólida de la región, está sustentada en parte por el aporte productivo de dos millones 115 mil 400 niños trabajadores, reveló hoy el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El director del INEI, Renán Quispe Llanos, reconoció que existen algunas zonas de Perú, entre ellas Amazonas, Cajamarca, Huánuco, Junín, Lima y Madre de Dios, donde la ocupación de menores ha crecido.

Los distritos de Lima que concentran a la mayor cantidad de niños trabajadores son San Juan de Lurigancho (13 mil 678 menores), Ate (siete mil 608), San Martín de Porres (seis mil 938) y Villa El Salvador (seis mil 051).

Quispe Llanos se abstuvo, sin embargo, de comentar en qué otras partes hay una cantidad importante de niños trabajando, aunque datos de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) indican que en la sierra y la selva miles de niños trabajan en la minería y el agro.

Aunque el encargado de medir los niveles de avances del país descartó criticar la actividad laboral de los menores de edad, la OIT y Organizaciones No Gubernamentales (ONG) han documentado que muchos niños y jóvenes peruanos laboran en condiciones paupérrimas.

Según la OIT, 50 mil niños peruanos son utilizados para bajar a las minas y trabajar en actividades relacionadas con la explotación del oro y la manipulación de mercurio sin protección alguna, lo cual les reduce la esperanza de vida a sólo 45 años.

Los niños mineros de Perú mueren de asfixia, aplastados en derrumbes o por el avance inexorable de la silicosis, enfermedad que corroe los pulmones por inhalación de sílice.

El trabajo en la minería artesanal permite generar ingresos económicos a más de 30 mil familias peruanas en los departamentos de Puno, Arequipa, Ayacucho, Madre de Dios, Ica y La Libertad.

El trabajo infantil perpetua el ciclo cruel de la miseria ya que, por una parte, es el símbolo de una pobreza mundial generalizada y profundamente arraigada.

Por otra parte, como este tipo de trabajo suele privar a los niños y las niñas de instrucción, les niega una buena salud, les somete a un abuso psicológico y físico y refuerza la pobreza al impedir a una nueva generación de menores alcanzar un mínimo de su potencial.

La causa principal del trabajo infantil es la pobreza porque la renta familiar es insuficiente, razón por la cual los niños peruanos tienen que salir a ganar dinero para remediar esta situación al interior del hogar.

La pobreza alcanza un 45.3 por ciento de la población peruana, en tanto que la extrema pobreza afecta a un 19.3 por ciento de los habitantes de este país, aunque las cifras del INEI aseguran que el número de pobres sería menor.

El INEI informó que la tasa de desempleo se redujo en el trimestre noviembre-enero pasado, respecto a igual período de los años 2008-2009, desde un 8.8 a un 8.6 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA).

Punto de vista de la OIT

El especialista regional de la organización internacional, Guillermo Dema comentó que “las cifras han sido mayor a las esperadas” y detalló que 3,3 millones de niños y adolescentes, entre los 5 y 17 años, realizan una actividad económica, lo que equivale al 42 por ciento de la población nacional en esa edad (que asciende a 7,9 millones).

El INEI en su informe especificó que 28 de cada 100 niños y adolescentes realizan actividades laborales e informó que hay zonas en las que el fenómeno ha crecido significativamente como en los departamentos de Amazonas (noroccidental), Ucayali (centro-oriental ), Madre de Dios (suroriente), Junín (central ) y Huánuco (nor-central). Por el contrario, en Cajamarca (norte) y en Región Lima (centro-occidental) el trabajo infantil ha decrecido.

En el caso de Lima Metropolitana, la población de 6 a 17 años de edad que laboran asciende a 102,177, y de ese monto el distrito que congrega el mayor número es San Juan de Lurigancho con 13,678, y duplica a la cifra de Ate, el segundo distrito con mayor población de niños y adolescentes trabajadores (7,608 personas).

La llamada encuesta nacional de trabajo infantil (ETI) realizada por el INEI reveló que 66,7 por ciento de los niños, entre 5 y 13 años, se dedican a la agricultura, la ganadería, la pesca y la minería, y que el 70 por ciento de los niños que trabajan lo hace en condiciones consideradas peligrosas.

Además, Dema subrayó que “la mayoría de niños residentes en áreas rurales trabaja, pues el 70 por ciento de menores de las áreas rurales del Perú participa en actividades económicas. Mientras que en el área urbana, la cifra decae al 27 por ciento”.

“Lo que está claro es que los niños y niñas trabajadores de hoy están condenados a ser padres y madres de hogares pobres. Se está creando un círculo de pobreza y de exclusión que está marcando el desarrollo del país”, expresó el especialista de la OIT.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s