PERU: Sobre los neoliberales. Nada de lo reaccionario me es ajeno


de Raúl Wiener

Tal vez este sea el peor momento para hacerse clerical y renegar del agnosticismo que supuestamente es una condición elemental de la intelectualidad liberal desde Adam Smith para adelante. Pero vayan a hacerle entender esto a Aldo M., tan entusiasmado como se encuentra en que la maquinaria de Cipriani le regale la venganza que acarició durante tantos años por su paso mediocre por la Universidad Católica, en la que no destacó ni como alumno ni como el freedom fighter que siempre se ha sentido, frente a los rojos de su época que creía que tenían el dominio de los gremios y los debates, porque los profesores ahora llamados “caviares” se lo permitían.
El Mariátegui de derecha es una invención posterior a su historia universitaria, ya que según todas las referencias el tipo no pintaba nada en el claustro, que es lo que él mismo confirma con la frase de “ya sabía que no iba a ejercer derecho” y que por eso hice una “tesis de pipiripá” (como sus artículos de pipiripá, de todos los días). Ahora, claro que sí, con el garrote de Cipriani ya no se permitirán alumnos como él, pero tampoco profesores como Pease (con fama de jalador) o Pina Huamán que lo desaprobó por no estar de acuerdo con el valor de uso y el valor de cambio, y habrá misa obligatoria todas las mañanas y se difundirá la sagrada doctrina del Dr. Mesía, de que la píldora del día siguiente es abortiva mientras no se pruebe los contrario.
Es impresionante como un liberal, que se considera nieto adoptivo de Milton Friedman (no le gusta el abuelo verdadero), puede volverse militante de la Legión de Cristo si eso le permite derrotar a sus adversarios. Después de todo es el mismo mecanismo que lo convirtió en aprista y alanista en el 2006, en 24 horas, luego que se dio cuenta que con Lourdes no le ganaba a Humala. Y más atrás lo que lo hizo fujimorista en los 90 y podría llevarlo a votar por Keiko como nuevo supuesto “mal menor”, como ya lo ha anunciado varias veces. Peor aún, la conversión podría no ser en segunda vuelta, si el mudo Castañeda insiste en decepcionarlo reclutando “caviares” como Bernales que le recuerdan a Velasco y a la estatización de la banca (que la decretó Alan García, al que le ha perdonado todos sus pecados estatistas e inflacionarios).
Hay un error en intentar interpretar al liberal moderno desde el punto de vista de la doctrina. Eso sólo vale para los que no hacen política, o periodismo, que es una forma de la actividad política. Puestos sobre el terreno del poder sólo son reaccionarios, que eligen al Opus Dei, contra la iglesia progresista, que es lo mismo que decir a la herencia de Riva Agüero sobre la universidad real que existe desde hace muchos años; que adoptan el racismo tipo ABU que cree que ser puneño es un defecto congénito y que piensa que el Perú es lo que es porque los españoles no terminaron con los indios; que sueñan con el viejo civilismo, pero se adaptan al fujimorismo y el aprismo; es que una cosa es ser liberal y otra cojudo, que es lo que justifica cualquier cosa.
04.05.10
www.rwiener.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s