PERU: LA CAMPAÑA CONTRA LOS EX- GUERRILLEROS DEL PERU ES SISTEMATICA Y FINANCIADA


…..Perú sería un caso único en el mundo en que un estado gana una guerra contrainsurgente, pero no es éste sino la insurgencia la que más mata. Algo nada verosímil.

Singularidades de la CVR peruana

Por SILVIO RENDON – Publicado el 27-12-2009

La CVR no es un fenómeno exclusivamente peruano, sino mundial.1 Este trabajo de Priscilla B. Hayner nos ilustra sobre algunos rasgos de las CVRs en el mundo.

Comisiones de la Verdad en el mundo (algunas)

Algunas cosas que saltan a la vista en esta lista, es que la CVR peruana fue

  1. la más cara en América Latina y la más cara en esta lista mundial, después de la de Sudáfrica;
  2. la segunda más numerosa en América Latina, después de la argentina, en número de comisionados;
  3. la que más personal tuvo (500 personas); y
  4. una de las que más duró (2 años) (en segundo lugar en América Latina después de la de Guatemala).

No en todas estas CVRs se hicieron extrapolaciones del número de víctimas, como sí se hizo en el Perú. En realidad, sólo muy pocas CVRs practicaron estimaciones de cifras. No las necesitaron para cumplir con su mandato.

Las pocas CVRs que practicaron extrapolaciones fueron ostensiblemente aquellas que contaron con la participación del consultor Patrick Ball. Tres casos en que se Ball aplicó sus extrapolaciones fueron Guatemala, Kosovo2 y el Perú:

Casos documentados y total de casos estimados por CVR/TPI

Fuentes.
Guatemala: Guatemala: Memoria del silencio
Anexo metodológico 3.5 en pdf
Anexo metodológico 3.5 en html

Kosovo: Ball et al. (2002) Killings and Refugee Flow in Kosovo March – June 1999

Perú: Ver Los guarismos documentados por la CVR.

Cuando en el Perú, en la discusión sobre las cifras de la CVR, Patrick Ball afirmaba que su método era usado en otros lugares del mundo, se refería a otros lugares del mundo donde él había aplicado su método. Se estaba autocitando.

Y las expansiones son notables, y hasta similares. En Guatemala se pasa de 47,803 casos documentados de tres fuentes sin duplicación a 132,174 casos. En Kosovo se pasa de 4,400 casos documentados por cuatro fuentes sin duplicación a un estimado de 10,356. En el Perú se pasa de 24,692 casos documentados por tres fuentes sin duplicación a 67,756 casos (aunque en el análisis principal la CVR peruana sólo usa los casos documentados, ver aquí).

El método de extrapolación es el mismo en estos tres contextos. En el Anexo metodológico 3.5 de Guatemala se describe este método basado en “traslapes” de información. Se usa como referencia principal a “Population Growth Estimation: a Handbook of Vital Statistics Measurement, por Eli S. Marks, William Seltzer, y Karol J. Krótki (New York: The Population Council), 1974, pg. 13-17, pg. 406″. Lo mismo en Ball et al. (2002) y en el Perú,aquí, CVR, Anexo 2. Cuando las extrapolaciones llegan al Perú, éstas ya se habían hecho en otros lugares y por las mismas personas, no parece que con una discusión similar a la que hubo en el Perú.

Es claro que en Guatemala y en el Perú las expansiones de casos documentados a estimados son más grandes: los casos documentados sólo representan un 36% del total, contra Kosovo en que son un 42%. Sin embargo, en Kosovo también hubieran podido hacer una expansión igualmente grande. En la Figura 6, página 46 del reporte de Kosovo se ve que tenían nueve modelos para elegir, siendo competidores fuertes del que ganó, uno que arrojaba 9 824 casos y otro que arrojaba 20 550 casos. Los autores usaron una sola métrica para decidir entre estos modelos, el estadístico ji-cuadrado de Pearson, y entre las posibles eligieron una expansión conservadora, y más conservadora que la que eligieron en Guatemala y el Perú.3

Otro tema controvertido en el caso peruano fue la composición de los perpetradores. En Guatemala la extrapolación mantuvo la composición dada por los casos documentados:

Casos documentados y extrapolados en Guatemala según perpetrador

En el Perú, como expuse ya en este post hubo un cambio sustancial, que se resume en este cuadro:

Porcentajes de casos documentados y extrapolados en el Perú según perpetrador y fuente

Antes de la CVR el principal perpetrador era el estado. Con la CVR el principal perpetrador pasa a ser Sendero Luminoso, cosa nada marginal en el discurso de la CVR, sino crucial. Sin embargo, incluso con la CVR los casos documentados siguen indicando que el estado es el principal perpetrador. Entonces las extrapolaciones revierten esta situación y hacen que Sendero Luminoso sea el principal perpetrador. Con esto Perú sería un caso único en el mundo en que un estado gana una guerra contrainsurgente, pero no es éste sino la insurgencia la que más mata. Algo nada verosímil.

En suma, hay diversas singularidades de la CVR peruana entre las diversas CVRs que ha habido en el mundo. Fue una de las más caras, con más comisionados, con más personal, más largas, que recurrió a extrapolaciones, que fueron relativamente grandes y que cambiaron la responsabilidad principal por las víctimas mortales.

  1. Agradezco a Ricardo Alvarado por brindarme algunas referencias, sin las cuales no hubiera podido escribir la presenta anotación. []
  2. En Kosovo, no se trató de una CVR, sino del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, creado por el Consejo de Seguridad de la ONU. Esta institución contrató a Patrick Ball para el trabajo cuantitativo. []
  3. Para tener una idea, si en el Perú se hubiera aplicado la expansión hecha en Kosovo, la CVR peruana habría reportado sólo 58 mil muertos en vez de 67 mil. El informe de la CVR, a diferencia del de Kosovo, no consigna una exposición sobre la selección de expansiones. []

Enlaces a este artículo
  1. Tweets that mention Singularidades de la CVR peruana » Gran Combo Club — Topsy.com
    27-12-2009 – 0:58
  2. Combitos reboto lo que me conviene » Gran Combo Club
    05-01-2010 – 13:13
  3. Otra polémica de la CVR: las investigaciones forenses » Gran Combo Club
    01-02-2010 – 21:17
  4. Combitos debates varios » Gran Combo Club
    21-02-2010 – 12:44
  5. …………….

Los guarismos documentados por la CVR

Por SILVIO RENDON – Publicado el 23-01-2007

Lo bueno de participar de una discusión que ya fue es que se puede revisitar algunas cosas con los ánimos más calmados. Estuve al tanto del debate de algunos colegas como Hugo Ñopo, por quien tengo un gran aprecio como colega y como persona, quien cuestionó las estimaciones de la CVR, asesorada por Patrick Ball y su EMS (Estimación de Multisistemas). Incluso me enteré de esta discusión algo tarde, a través de la lista Macroperú. Eso sí, recuerdo haber leído la respuesta defensiva y de autoridad de Patrick Ball a Hugo Ñopo. El Sr. Ball no estuvo fino, para nada. (Ver más aquí) y aquí).

Para quien no está en el tema, debido a otras dedicaciones, resulta muy costoso meterse en todos los detalles de un tema tan delicado como este. Fue y es mi caso. Sin embargo, creo que la madre de la controversia está en este simple y revelador cuadrito:

Hacer click para agrandar el cuadro. Fuente. CVR: Estimación del total de víctimas

El debate se ha centrado, lamentablemente, sobre tres celdas de este cuadrito, aquellas donde aparecen dos signos de interrogación “??”, es decir sobre la extrapolación realizada (si se debía hacer o no y cómo se la hizo). Pues sí, lo que se hizo es discutible, como todo lo que se hubiera podido hacer.

Sin embargo, sin entrar todavía al tema de la extrapolación, quedándonos solamente con el trabajo de documentación, encontramos cosas reveladoras:

  1. La CVR documentó una gran cantidad de víctimas no documentadas previamente.
  2. Estas víctimas cayeron fundamentalmente a manos de Sendero Luminoso.

Puesto de otra manera, la imagen de la guerra interna sin CVR hubiera sido:

  1. de una cantidad de víctimas mucho menor que la documentada por el trabajo de la CVR.
  2. que fueron los agentes del estado los principales victimarios.

En el cuadrito mencionado, se usan tres fuentes que llevan la cuenta de las víctimas mortales por victimario: la Defensoría del Pueblo (DP), Organizaciones de Derechos Humanos (ODH) y la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Veamos punto por punto:

  1. A los 8898 casos documentados mediante un duro trabajo de años por la DP y las ODH, se añaden 15794 casos descubiertos por la CVR, desconocidos hasta entonces, con lo que se llega a documentar 24692 casos. Es una gran cantidad (el número de víctimas documentado aumenta en 177%) para el año y algo de trabajo de la CVR. Aquí no hay técnica estadística en juego. Todo es recopilación de información.
  2. La CVR encuentra 3888 nuevos casos victimados por agentes del estado, sobre los 7676 casos que había antes (un aumento de 51%). En cambio añade 8768 casos victimados por Sendero Luminoso frente a los 475 documentados previamente (un aumento de 1846%). Encuentra también 3138 nuevos casos victimados por “otros” (MRTA, rondas) a los 747 conocidos anteriormente

Para que este punto quede más claro veamos los datos según organismo:

Defensoría del Pueblo: Estado: 95%, Sendero 2.5%, Otros 2.5%.
Organismos de Derechos Humanos: Estado: 84%, Sendero 6%, Otros 10%.
CVR: Estado: 34%, Sendero 49%, Otros 17%.

Aquí hay varios casos repetidos. Veamoslo sin repetición:

Casos ya conocidos por la DP y ODH: Estado: 86%, Sendero 5%, Otros 9%.
Casos nuevos de la CVR: Estado: 25%, Sendero 55%, Otros 20%.

Con esto las cifras totales de casos documentados son:

Casos documentados por la CVR, DP y ODH: Estado: 47%, Sendero 37%, Otros 16%.

Hasta aquí la documentación. Los dos resultados son muy elocuentes y muy expresivos pues contrastan fuertemente si no hubiera habido CVR, que documenta una gran cantidad de casos victimados por Sendero Luminoso y por Otros (MRTA, rondas, otros).

Me imagino que cuando se constata que hay una enorme cantidad de casos omitidos, viene la pregunta, ¿cuántos más se podrían estar omitiendo? La CVR o cualquier organismo tiene un presupuesto limitado. No puede cubrir todo el teatrod de operaciones de la guerra. No puede ir a todos los pueblos, caseríos o anexos de un distrito. Tal vez ni siquiera puede ir a todos los distritos. Entonces vienen las cuestionables técnicas estadísticas. Se tiene que extrapolar y hacer supuestos inevitables, tan inevitables como los cuestionamientos. Las preguntas que subyacen a estos supuestos serían:

  1. “Si en un par de años de trabajo con un presupuesto limitado el número de víctimas aumentó en 177%, ¿en cuánto más podrían seguir aumentando si se sigue documentando?
  2. “Si la cifra de víctimas muertas por Sendero aumentó tanto, ¿cuánto más podría aumentar si se sigue trabajando?

Curiosamente, el incremento entre el número de víctimas estimado (67756 casos) y el documentado por la CVR (24692) guarda una distancia parecida con el incremento en el número de víctimas documentado por la CVR (24692) sobre el existente previamente (8898). Se trata de un aumento de 174% sobre la cifra total de casos documentados , es decir, prácticamente extrapolan el aumento de la documentación de casos por la CVR. Algo parecido ocurre en términos relativos:

Casos imputados por la CVR: Estado: 21%, Sendero 51%, Otros 28%.

Con esto los “??” del Cuadro 3 son: Estado: 8894, Sendero 22088, Otros 12082.

Harta imputación.

Como se documentó relativamente más casos victimados por Sendero Luminoso, si se extrapola esta variación, pues aumenta la participación de Sendero dentro del total de casos victimados. Sí, esto ocurre, pero fijémonos que la más grande omisión viene por el lado de “Otros”, con una participación incluso mayor que la de los agentes del estado.

Así, los porcentajes finales fueron:

Casos estimados por la CVR: Estado: 30%, Sendero 46%, Otros 24%.

Sí, es claro que la imputación de casos omitidos no lo hicieron con un solo cuadrito. Lo hicieron en forma estratificada, lo cual sólo quiere decir que tenían muchos de estos cuadritos. Teniendo en cuenta esa generalización, pues se mantienen los dos puntos aquí analizados.

Creo que el debate se ha centrado demasiado en la extrapolación, que es cuestionable por definición. Estamos hablando de proyecciones y para hacerlas hay muchos métodos: se cambia un supuesto y baja o aumenta el número de víctimas a la vez que cambia la composición de los victimarios. Si a esto le sumamos la suspicacia presente en un tema tan delicado, pues tenemos una discusión servida, que acaba por devorar cualquier tema de fondo. (ver los legítimos cuestionamientos de Hugo Ñopo en este mensaje).

Lo han hecho al revés: en vez de centrarse en los casos documentados se han centrado en los casos extrapolados. El debate hubiera podido centrarse en el ingente tra
bajo de documentación hecho por la CVR. Aquí sí que se pisa un terreno mucho más firme y los guarismos cuestionan de la imagen que teníamos sobre la guerra interna.

Claro, aquí me refiero a la discusión técnica sobre los números. Los cuestionamientos de los políticos que quieren sacar tajada o de los victimarios en actitud de justificación y sus defensores son inevitables. En términos técnicos, es raro es que no hayan abundado las estimaciones alternativas, basadas en los propios datos de la CVR. Mucha sutileza. Lo real es que método, bueno o malo, los/as peruanos/as tenemos que convenir en alguna figura sobre lo que pasó. Hasta el momento, el mejor trabajo que se ha hecho sobre el tema es el de la CVR. Tal vez en el futuro, esperemos, venga otro trabajo que lo supere, de la misma forma como el de la CVR superó a los anteriores…

Enlaces a este artículo
  1. Singularidades de la CVR peruana » Gran Combo Club
    05-01-2010 – 13:01
  2. Combitos reboto lo que me conviene » Gran Combo Club
    05-01-2010 – 13:14
  3. Combitos “excesos aislados” » Gran Combo Club
    06-02-2010 – 10:54
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s