EEUU- Irán:Grave error de EE.UU. implicarse en guerra contra Irán


El Cairo, 8 jul (PL) Estados Unidos cometería un grave error si se involucra en una guerra contra Irán, afirmó hoy a Prensa Latina un analista político del país persa, al considerar real el peligro de un ataque militar norteamericano-israelí.
  De acuerdo con el también activista social iraní Hamid Shahrabi, muchos hechos indican una nueva etapa de confrontación entre la Revolución Islámica y las potencias hegemónicas, encabezadas por Washington, y el régimen sionista de Tel Aviv.
Esos hechos incluyen el avance de barcos de guerra, portaaviones y submarinos nucleares estadounidenses, acompañados por navíos militares israelíes, hacia las costas iraníes, apuntó desde Teherán el directivo
de la Casa de Latinoamérica (HOLA, por sus siglas en inglés).
"El peligro de un ataque militar de Estados Unidos e Israel contra Irán es real y toda la humanidad lo corre. Esto incluye al pueblo estadounidense que, como otros, no tiene interés en tales actos inhumanos", apuntó Shahrabi en entrevista vía Internet.
A su juicio, el grave error de la administración de Barack Obama consistiría en subestimar a una nación con "una muy enraizada cultura de resistencia, que no concede espacio a comulgar con la opresión".
Señaló que las recientes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, el Senado norteamericano y la Unión Europea dirigidas a arreciar las sanciones económicas contra Irán, brindan "cobertura y excusas" a navíos militares para que inspeccionen barcos iraníes.
Junto a los que definió como "actos claros de provocación", Shahrabi explicó que la confrontación actual estuvo antecedida de una serie de campañas difamatorias sobre supuestas violaciones de los derechos humanos en Irán e interferencia en sus asuntos internos.
Al caracterizar la nueva etapa de tensiones, valoró como elementos de alta incidencia la crisis económica de las potencias occidentales, sus fracasos o estancamientos militares, y la sed de venganza hacia un régimen que desentona con los dictámenes de Washington y Bruselas.
"Uno de los aspectos más generales es la profunda crisis económica y política que sufre actualmente el imperialismo, y que todos los países imperialistas comparten en mayor o menor grado", observó.
Indicó también "las guerras en Afganistán e Iraq, que chocan con la resistencia popular y en las que los agresores no han logrado sus objetivos, y los crecientes logros de los movimientos de resistencia y liberación a nivel mundial, en especial en Latinoamérica".
Todos son problemas serios para los imperialistas y para sortearlos no tienen otra opción que crear otros y causar nuevas crisis, acotó.
Para deshacerse de las dos guerras en que están atascados, Estados Unidos y sus aliados "van a otra", y aunque parezca irrazonable, "es la lógica imperialista aplicada en las I y II Guerras Mundiales", contrastó el directivo de HOLA.
Fue la misma lógica -prosiguió- de la matanza de personas en Hiroshima y Nagasaki con bombas atómicas, y la usada en el reciente asalto de comandos israelíes a la flotilla Libertad que llevaba ayuda humanitaria para Gaza, en la que mataron e hirieron a pacifistas.
En opinión de Shahrabi, las amenazas que se ciernen sobre Irán han sido "correctamente alertadas" por el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, en varias reflexiones. Un tipo de solidaridad -subrayó- que necesita el pueblo iraní, ahora más que nunca.
Otro rasgo de las actuales tensiones es la permanente insatisfacción de Occidente por la existencia de la Revolución Islámica desde el derrocamiento del Shah de Persia Mohamed Reza Pahlavi, en febrero de 1979.
Con la caída del Shah, Estados Unidos perdió uno de sus dos bastiones más confiables en Medio Oriente. El otro fue y sigue siendo el Estado de Israel, sostuvo el analista, quien definió ese hecho como "un golpe real al imperialismo" en la zona.
Por eso, continuó, han utilizado toda oportunidad y toda vía para vengarse del pueblo de Irán, por eso apoyaron al régimen de Saddam Hussein y le proporcionaron armas químicas durante una guerra impuesta apenas 19 meses después de la victoria revolucionaria.
En su opinión, la muerte de unos 16 mil iraníes, la mayoría inocentes, y las pérdidas económicas de más de 500 mil millones de dólares fueron parte del alto precio que Irán pagó en aquella guerra de ocho años, por el "delito" de elegir una forma de vida diferente.
Además de aquella beligerancia, en las últimas tres décadas la nación persa sufrió numerosos actos de terrorismo, bien planeados directamente o apoyados y estimulados por Occidente.
La eliminación física de un presidente, viceministros, parlamentarios y otros funcionarios gubernamentales en los primeros años del revolución, y la acusación ahora de que Irán procura el arma atómica, son componentes de una misma política, puntualizó.
De acuerdo con el jefe de investigaciones de HOLA, hoy día las agresiones contra Irán han llegado al extremo que Estados Unidos e Israel amenazan con un inminente ataque militar que no excluye la posibilidad de usar bombas atómicas.
"Los imperialistas nos odian por lo que hicimos en febrero de 1979", remarcó mientras valoró esa fecha como un momento crucial en la historia del país que allanó el camino a la autodeterminación y la soberanía, y se convirtió en fuente de inspiración para muchos.
Aquel hecho histórico se convirtió en fuente de inspiración para movimientos de liberación nacional, especialmente entre grupos de resistencia islámica asentados en Palestina y el Líbano. Es esta fuente de inspiración la que la alianza imperialismo-sionismo intenta destruir, sentenció.
Para Shahrabi, esto explica la nueva fase de fricciones. "Estados Unidos e Israel sienten que están contrarreloj, son conscientes de sus fracasos y están desesperados".
"Ven que no sólo el Líbano y Palestina, sino también Turquía, Venezuela, Brasil y, por supuesto, Cuba junto a decenas de países No Alineados, están al lado de Irán. Están temerosos de su propia fe y su propio ocaso".
Y remató aseverando que "eso es lo que desean impedir o, al menos, aplazar mediante un golpe de efecto impactante y sin precedentes a la opinión pública mundial. Con actos desesperados, desean atemorizar al mundo y ganar tiempo para ellos sobrevivir".
Por lo pronto, los iraníes, en su inmensa mayoría devotos del Islam chiita, se aprestan a resistir sanciones, amenazas y agresiones con una máxima que -según Shahrabi- es lapidaria: "peleamos, morimos, pero nunca nos doblegaremos ante los opresores".
asg/ucl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s