PERU: Alfredo Ferrero … cuando negociaba el TLC (Tratado de Libre Comercio)


Tlc:Revisando las Evidencias

Pedro Francke

El ex – ministro Alfredo Ferrero ha sacado recientemente un libro sobre el TLC, pero deja de responder una pregunta clave: Pasado un año, ¿ha sido positivo o negativo para la economía de los peruanos el TLC con los Estados Unidos? Más allá de ideologías y teorías, corresponde revisar los datos y ver lo que nos dice la cruda realidad.

  1. EXPORTACIONES, BALANZA COMERCIAL Y EMPLEO

Se nos dijo que con el TLC nuestras exportaciones, en especial las textiles que son nuestro primer producto industrial en el exterior, se iban a ver favorecidas. Los datos del Comité Textil de la Sociedad nacional de Industrias indican que en el 2009, año en que entró en vigencia el TLC, las exportaciones textiles cayeron 28%. Se dice que es sólo producto de la crisis en EEUU, pero el mismo informe de la SNI muestra que, en se mismo año, las exportaciones de textiles que China hizo a EEUU casi no cayeron.

Si el problema es que Estados Unidos está comprando menos, eso se aplica a los productos de todo el mundo, sin que hayan diferencias entre productos chinos y peruanos. Pero los datos, la cruda realidad que Alfredo Ferrero oculta, muestran que a China y al Asia le fue mucho mejor que al Perú que estrenaba un TLC. ¿Cómo es esto posible? Mientras el TLC no traje mayor ventaja a los productos peruanos porque ya teníamos al ATPDEA, China que NO tiene un TLC con Estados Unidos, tiene una política inteligente de mantener su tipo de cambio competitivo.

No sólo es el caso de las exportaciones textiles, sino que con el TLC toda la balanza comercial ha sido favorable a los EEUU. Hace dos semanas, un artículo de Jurgen Schuldt en este mismo espacio demostraba que el ganador del TLC han sido los Estados Unidos: “En efecto, el gran vecino del norte venía teniendo notorios déficit comerciales con Perú. Esos déficit comerciales que tiene con nosotros sólo los ha logrado revertir a partir del año 2008. Lo que fue posible porque EEUU incrementó sus exportaciones al Perú en 50% y sus importaciones en sólo 10% durante 2008. Mientras que en 2009 redujo más sus importaciones del Perú (-27%) de lo que cayeron sus exportaciones a nuestro país (-20%). Nos hemos convertido en uno de los pocos países que tienen un déficit comercial con EEUU, que sigue viviendo muy por encima de sus posibilidades en este campo. Aunque usted no lo crea, durante el primer trimestre de este año su déficit comercial total con el resto del mundo ascendió a US$ 134.000 millones”. No es nada raro: como dijimos en su momento, el TLC favorece que importemos de Estados Unidos, pero no favorece que nosotros les exportemos a ellos.

Si no exportamos más quiere decir que no se genera más empleo acá. No es de extrañar, por eso, que el millón de empleos que el Mincetur de Alfredo Ferrero prometía, no se encuentre por ningún lado.

  1. EL CONSUMIDOR Y LAS MEDICINAS

Ferrero y los defensores del TLC dicen que, como se rebaja impuestos a las importaciones, el consumidor gana porque los precios se abaratan. Un reciente estudio de AIS-REDGE muestra que, aunque el estado ha perdido medio millón de dólares en impuestos, las medicinas importadas de los Estados Unidos no han bajado de precio. Como ejemplo, en el caso del tracrolimus en crema (Protopic®, Roche) que es un medicamento para la afección dermatológica, el precio siguió en 58 soles mientras el margen comercial creció de 7.6% entre octubre de 2008 a 28.3% en diciembre de 2009. La situación se repitió, en ese mismo lapso, con el pegaptanib (Macugen®, Pfizer), que es un medicamento usado para degeneración de la retina y que se mantuvo en 2,746 soles.

No sólo eso: debido al TLC, ya hay 4 medicinas a las que se les ha legalizado un monopolio en virtud de la llamada “protección de datos de prueba”. Su costo es altísimo: ECALTA, de Pfizer, es la marca del medicamento anidulafungina, usado para infección por hongos generalizada. El tratamiento completo costaría S/. 23,400, equivalente a aproximadamente 40 salarios mínimos vitales en el Perú.

  1. AGRICULTURA

¿Agricultura beneficiada? Ha dicho Alfredo Ferrero que gracias al TLC podemos exportar palta Hass a Estados Unidos. Saca pecho por algo que representa menos del 1 por mil de nuestras exportaciones. Pero ni eso es verdad: lo que impedía el ingreso de la palta al mercado norteamericano eran sus normas fitosanitarias, y el capítulo del TLC al respecto no asegura nada; es tan malo que hasta Colombia, que negociaba junto al Perú, sacó algo mejor.

En cambio, nuestros agricultores se han visto perjudicados. La propia SIN muestra como el algodón, en vez de producirse más, se produce menos: el hectareaje cultivado se ha reducido de 44 mil a 30 mil hectáreas, mientras el hilado importado equivale a 580 mil quintales, que es la producción de 5 hilanderías medianas, sector que ha entrado en crisis.

En maíz, las importaciones de EEUU subieron del 2008 al 2009 de 214 mil a 572 mil toneladas, (de 57 a 116 millones USD) desplazando a las importaciones de Argentina que si pagan aranceles. El estado ha dejado de recaudar más de 10 millones de dólares por este concepto. Mientras tanto, el precio en chacra pasó de US$ 360 a US$ 200 la tonelada, afectando seriamente a los agricultores.

  1. INVERSIONES, MEDIO AMBIENTE Y PUEBLOS INDIGENAS

Con documentación fotográfica, la ONG Survival (http://www.survival.es/noticias/6206) y Upper Amazon Conservacy, muestra que se extrae caoba en la reserva Murunahua de indígenas no contactados. Además de afectar la biodiversidad del bosque amazónico, esta extracción de madera para venderla a Estados Unidos en el marco del TLC, pone en riesgo la vida de estos indígenas que no tienen defensas frente a las enfermedades occidentales. Este es sólo el ejemplo más reciente: los casos de contaminación por industrias extractivas a las que el TLC da beneficios, se han multiplicado las últimas semanas, y el TLC no ha brindado ninguna protección al respecto.

Peor aún, con el pretexto del TLC se dieron una serie de Decretos Legislativos que violaban derechos indígenas y llevaron al baguazo. Mercedes Araoz, que trabajó con Alfredo Ferrero en el equipo negociador del TLC, sustentó públicamente que si se derogaba el DL forestal, se venía abajo el TLC. Fue mentira. Pero un año después, el gobierno ha presentado un nuevo proyecto forestal, que insiste en permitir que el bosque amazónico sea talado y destruido para proyectos de etanol como el del Grupo Romero.

Al mismo tiempo que el TLC no ha servido para mejorar las condiciones ambientales como se prometió, el capítulo de inversiones del TLC protege a trasnacionales norteamericanas que generan daño ambiental, como es el caso de Doe Run. Gracias al TLC, esta empresa tramposa puede recurrir a tribunales internacionales si nuestro estado, soberanamente y como corresponde por su negativo historial, decide que Doe Run se retire del Perú.

Alfredo Ferrero ha montado una campaña de marketing político en torno al TLC, a ver si convence a algún partido que lo lleve al Congreso. Es su derecho. Pero debiera al menos darse la molestia de realizar un balance honesto y real de lo que el TLC ha significado para el Perú, que está muy lejos de las promesas que el hiciera cuando negociaba el TLC. Perdón, ¿escribí “negociaba”? Si alguna duda quedaba, esta ya se disipó, cuando constatamos que prologa su libro la negociadora norteamericana, la representante del otro lado de la mesa, en vez de cualquier compatriota.

fuente: Actualidad Económica del Perú

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s