COLOMBIA: Las FARC y el ELN ponen fin a la guerra de sus facciones en el nordeste colombiano


Bogotá, 14 sep (EFE).- Las dos facciones de las guerrillas de las FARC y el ELN con presencia en el nordeste de Colombia aseguraron hoy que han puesto fin de manera definitiva a su confrontación en el Arauca, departamento de la frontera con Venezuela.

Los reductos acataron así un acuerdo logrado el pasado diciembre por sus superiores, que son el Secretariado del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Comando Central (Coce) del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Anunciamos que ha terminado definitivamente la trágica confrontación que se venía dando entre las FARC-EP (Ejército del Pueblo) y el ELN en el departamento de Arauca", expresaron los rebeldes en un comunicado divulgado por el sitio web de la primera guerrilla.

La nota está suscrita por el Frente de Guerra Oriental del ELN y el Bloque Oriental de las FARC, que desde 2006 mantuvieron una cruenta guerra territorial en el Arauca que dejó decenas de muertos, la mayoría de la primera organización.

Según ambos reductos, el fin de las hostilidades fue acordado durante una reunión en el Arauca, celebrada "en un ambiente de mucha franqueza, fraternidad y camaradería para abordar las causas que desembocaron en un desafortunada y absurda confrontación entre organizaciones hermanas".

En ella "recogimos y asumimos, en su espíritu y en su letra, el acuerdo de las dos direcciones nacionales de diciembre de 2009", agregaron al aludir al acuerdo superior previo, que los obligaba a acatarlo.

"Las conclusiones a las que llegamos ratifican que las diferencias debemos resolverlas animados en extraer de ellas fortalezas, decisiones constructivas y a forjar caminos unitarios", prosiguieron los rebeldes, que se comprometieron a evitar en el futuro una vuelta a "tamaña equivocación".

Además, dijeron haber salido de la cita con el ánimo y el compromiso de poner el mayor empeño para cicatrizar heridas, hermanarse plenamente, estimular el retorno de los campesinos desplazados y reconstruir la confianza y la esperanza en las facciones insurgentes.

"Somos autocríticos en reconocer los daños y afecciones causadas a la población, son dolorosos los episodios y lamentable las consecuencias", añadieron, para apuntar: "por tanto, presentamos nuestros sentimientos de consideración y excusas a todos los afectados".

Esos grupos de las FARC y el ELN presentaron su consenso como un "reencuentro entre organizaciones hermanas" que estimula la resistencia de los lugareños y, también de todos los colombianos.

Las conclusiones "ratifican que las diferencias debemos resolverlas animados en extraer de ellas fortalezas, decisiones constructivas y a forjar caminos unitarios", resaltaron luego.

Las FARC y el ELN son las últimas guerrillas activas en Colombia y, según las autoridades militares, cuentan en su orden con unos 8.000 y 1.500 combatientes.

Por Agencia EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s