La farsa del Premio Nobel


By Lord Veckett

Desde hace más de un siglo, la real academia de las ciencias de suecia, ha entregado este premio, para reconocer a personas que hayan hecho investigaciones sobresalientes, inventado técnicas o equipamiento revolucionario o hayan hecho contribuciones notables a la sociedad. Pero últimamente este reconocimiento ha sido susceptible a influencias mediáticas y gubernamentales que corrompen el verdadero significado del premio. Existen dos laureados del premio Nobel, que llaman la atención, ya que irónicamente, sus acciones no concuerdan con el tipo de reconocimiento que se les da. Estos son el “activista” Al Gore, y el actual presidente de los Estados Unidos Barack Obama.

Al Gore, que ha sido laureado con el premio Nobel de la paz, gracias a sus “esfuerzos” por crear una conciencia ecológica a nivel mundial con su muy controvertido documental una verdad incomoda. Lo que la mayoría del a gente ignora actualmente, es que durante su cargo como vicepresidente de Bill Clinton, solo firmo simbólicamente el protocolo de Kyoto, ya que su país se oponía firmemente a las medidas contenidas en este, pues afectaba los intereses industriales y comerciales de la entonces primera superpotencia. Otra acción que cabe resaltar de Al Gore durante su cargo, es que, apoyo la intervención de la OTAN en el conflicto Yugoslavia-Kosovo, cosa que al parecer fue ignorada por la Real Academia de las Ciencias de Suecia, a darle a este funcionario que apoyo la intervención armada en los asuntos étnicos de un país extranjero.

Pero el caso mas reciente, y el mas controversial, es el del actual presidente Barack Obama, que fue laureado con el premio Nobel de la paz, gracias a su esfuerzo para “combatir” el terrorismo a nivel mundial, con una solución muy “pacifica”. En vez de reducir el numero de tropas en Afganistán, se incremento el numero considerablemente, con lo cual, la guerra en este país se alargara indefinidamente. Obama dice que: el uso de la fuerza a veces es no sólo necesario, sino moralmente justificada. Cosa muy digna de un Nobel de la paz ¿no creen?

En conclusión, los intereses imperialistas han corrompido lo que parce ser un reconocimiento a las personas que hacen del mundo un lugar mejor, al reconocimiento al mejor títere, y defensor del imperialismo. Es una lastima que en vez de reconocer logros de personas que si se interesan por el bien común, se premie la barbarie del imperialista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s