MATANZA DE LOS PENALES 1986, DEMOCRACIA Y REVOLUCION EN EL PERU


familiares-piden-restos-del-genocidio-del-86

por: Mauricio Quiroz Torres

MATANZA DE LOS PENALES 1986,  DEMOCRACIA Y REVOLUCION  EN EL PERU

Al Dr.  Cecilio Glandel y al Prof. Osvaldo Arévalo, asesinados en los Penales en 1986, cuyas enseñanzas en las aulas y los gremios de Paramonga y el Norte Chico siguen dejando huellas imperecederas.

Hoy se cumple 25 años de una cruel matanza que enlutó al Perú y al mundo  que ocurrió el 18-19 de Junio de 1986 durante el gobierno aprista de Alan García y que según todas las evidencias  lo sindican como autor del ingreso de las Fuerzas Armadas (1). Fue este quien ordenó que  a sangre y fuego se debele un motín de los presos políticos y prisioneros de guerra del Partido Comunista del Perú en los Penales de San Pedro (Lurigancho), San Juan Bautista (El Frontón) y Santa Bárbara -cárcel de mujeres- del Callao.

Valga la oportunidad, entonces, para recordar los aspectos coyunturales y estructurales de este hecho que- al igual que el ocurrido en las últimas elecciones presidenciales- desnudó la esencia fascista de los medios de comunicación, partidos políticos y un presunto régimen democrático que por esos días recibía a los partidos miembros de la Internacional Socialista en un Congreso que se celebraba en Lima.

Al cierre del año 1985 el  Estado peruano catalogaba a  974 detenidos en las cárceles peruanas como presos  por delito de terrorismo (2) de los cuales 696 se hallaban en cárceles limeñas. Delito tipificado por el Decreto Legislativo Nº 046 del 10 de marzo de 1981 dictado ante la creciente actividad guerrillera del PCP en el campo peruano, particularmente en su sierra central, con epicentro en Ayacucho.

Antes de 1986,  la Comisión de Paz formada por el Presidente Alan García a través del prestigioso Dr. Fernando Cabieses señalaba que el Perú estaba en estado de guerra civil, lo que ocasionó las iras del ultraderechista diario Expreso en su edición del 11 de noviembre de 1985.

Dichos presos acusados de terrorismo  se amotinaron demandando el cumplimiento de actas firmadas con Autoridades del Gobierno de turno y porque descubrieron un plan macabro para asesinarlos masivamente aprovechando de un pretendido traslado al Penal de Canto Grande, en la creencia de que allí estaba el cuartel general del PCP-Sendero Luminoso, uno de cuyos promotores fue el presuntamente liberal Manuel D’Ornellas (3):

[…] adoptar medidas inmediatas y eficaces para contener el avance de la violencia subversiva. Consisten en lo siguiente:1) Sacar al estado mayor terrorista de El Frontón. 2) Someter a los sospechosos de terrorismo al fuero militar. 3) Aumentar la penalidad a que son acreedores”.

[…]

Y fue el Poder Judicial el que confirmó este plan  el mismo 18 de Junio de 1986 cuando un Juez del Callao admitió un recurso de amparo promovido por los presos políticos del Penal de El Frontón (4) que alertaba de un genocidio del gobierno contra los presos políticos y prisioneros de guerra. No era casualidad inclusive que el 16 de Junio de dicho año en una entrevista publicada en la Revista OIGA Nº 284 el General EP Luis Cisneros Visquerra auspiciara la muerte de los presos políticos. La entrevista fue patética:

[…]

-[OIGA] “En una suerte de show televisivo desde El Frontón, protagonizado por el ex director del INPE, los delegados senderistas presos dijeron que preferían estar muertos antes de ser trasladados a Canto Grande. Qué opina de eso?

– [General Cisneros] Que hay que darles gusto… Es uno de los pocos gustos que les podemos dar a los subversivos. Si ellos así lo prefieren, que firmen un acta y que se proceda. El Estado satisfará sus deseos personales”.

[…]

El 16 de Junio, señala el historiador Alberto Flores Galindo (5), inclusive el antropólogo Antonio Díaz Martínez (6) alertó de este genocidio promovido por Alan García. Y no le faltaba razón pues desde que el Presidente García asumiera el mando presidencial en 1985 como en las postrimerías del gobierno del Presidente Fernando Belaúnde Terry, las fuerzas policiales fueron utilizadas para asesinar en los penales peruanos a los presos políticos y prisioneros de guerra conforme tuvo que detallar la propia Comisión de la Verdad y Reconciliación (7):

[…]

– “El 3 de abril de 1985 se produjo un motín en el penal San Juan Bautista (El Frontón) durante el cual los internos por terrorismo tomaron como rehenes a ocho funcionarios penitenciarios. Luego de un diálogo con una comisión del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), los rehenes fueron liberados. El Director General del INPE Germán Small declaró que en ningún momento corrieron peligro ni sufrieron maltrato.

– “El 13 julio de 1985 se produjo un motín simultáneo en los penales de Santa Bárbara, San Juan Bautista (El Frontón) y San Pedro (Lurigancho), durante el cual los internos tomaron seis rehenes y se apoderaron de sus armas de fuego. El conflicto fue resulto el 17 de ese mes mediante la firma de un acta de acuerdo de 24 puntos suscrita entre los internos y autoridades judiciales, del Ministerio Público, funcionarios del INPE, el Director del Penal San Juan Bautista, abogados, familiares de los internos y el Jefe del destacamento de la Guardia Republicana del mencionado penal. Los reclusos liberaron a los rehenes y entregaron el armamento capturado.

– “El 04 de octubre de 1985 se produjo un motín en el penal de Lurigancho. El Ministro de Justicia Luis Gonzáles Posada informó que el motín fue provocado por reclusos acusados de terrorismo con el propósito de evitar una requisa de armas en el penal. Este motín provocó la muerte de alrededor de 30 internos del denominado “Pabellón Británico”. El 31 de octubre de 1985, los internos por terrorismo y las autoridades firmaron una segunda acta en la cual acordaban respetar la primera suscrita en el mes de julio.

“Los internos iniciaron acciones legales en las que denunciaban el incumplimiento de las actas suscritas por parte de las autoridades, así como un “plan genocida” destinado a su eliminación física. El 29 de noviembre, los internos del Penal San Pedro denunciaron ante el 15º Juzgado de Instrucción de Lima la existencia de un plan de aniquilamiento.

El 21 de mayo de 1986, los internos de penales de Santa Bárbara, San Juan Bautista y San Pedro interpusieron una acción de amparo contra el Ministro de Marina Vicealmirante AP Julio Pacheco Concha; el Ministro de Justicia Luis Gonzáles Posada, el Ministro del Interior Abel Salinas y el Presidente del INPE Manuel Aquézolo, que fue declarada fundada por el 15º Juzgado Civil de Lima respecto al Ministro de Marina.

El 27 de mayo de 1986, los internos del Penal San Juan Bautista denunciaron ante el Juez de Ejecución Penal el incumplimiento de las actas y la pretensión de trasladarlos al penal de Canto Grande.

Antonio Díaz Martínez, dirigente de Sendero Luminoso, denunció un “plan genocida”.

[…]

La demanda de los detenidos políticos, inclusive, era atendible conforme puede verse en el Anexo 1 que listamos líneas abajo y lo que sigue siendo condenable, también, es el tratamiento de la desaparición de los cuerpos de los asesinados. Así lo hizo con el cuerpo del Comandante Luis De la Puente Uceda, jefe del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, que dirigió las primeras guerrillas marxistas en el país.

El Estado peruano siguiendo la vieja práctica del colonialismo  español de quemar y borrar toda huella lo ha realizado con los asesinados en los penales en 1986. En primera instancia los muertos fueron llevados a distintos cementerios y enterrados clandestinamente y recién gracias a intervenciones internacionales se van hallando los cuerpos en algunos cementerios pero la gran mayoría se encuentran todavía como no identificados.

Conforme anuncia uno de los jueces que verá el caso del genocidio del Penal El Frontón,  caso ya judicializado en el país, el Dr. Ricardo Brousset,  será en Agosto del 2011 que se inicie el proceso contra los  militares que cumpliendo órdenes impropias del poder político asesinaron en los referidos Penales y estamos seguros que luego continuará con los mandos políticos del Estado peruano que ordenaron este genocidio desde el Consejo de Ministros del 18 de Junio de 1986.

No se crea que la judicialización de este caso- como el que ya culminó:  la Matanza de los Penales de 1992,  contra el japonés ex-Presidente peruano Alberto Fujimori  donde asesinaron selectivamente a decenas de presos políticos, entre otros,  Janet Talavera, la valiente Directora del periódico “El Diario”– ha sido tarea fácil para los familiares de los presos políticos y la verdad histórica.

Para el caso de la matanza de El Frontón que directamente involucra a la Marina de Guerra peruana- y que estuvo dirigida por el hoy congresista Almirante AP Luis Giampietri- conforme refiere el diario El Comercio en su edición del 17 de Junio del presente (8)– fue recién en agosto del 2000 cuando deudos de los internos Nolberto Durand Ugarte y Gabriel Pablo Ugarte Rivera –declarados inocentes en 1987 de los cargos por terrorismo– obtuvieron un fallo favorable de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que El Frontón pasó de ser un caso cerrado para la justicia militar a debatirse en el fuero civil.

Pero no fue sola la orden directa del Presidente García, la intervención de Agustín Mantilla, secretario personal de entonces del Presidente García, o de los efectivos de la Marina y otras fuerzas militares y policiales, la que ocasionó esta terrible tragedia. Hubo otros actores que para baldón de la historia política peruana también fueron coautores mediatos, en el estilo del derecho penal burgués inaugurado en las calificaciones del megaproceso seguido al Dr. Abimael Guzmán, Jefe del PCP; o al propio Alberto Fujoimori, cabecilla del Estado peruano 1990-2001, condenado por genocida, secuestrador y corrupto. Y es que ocurrió como valientemente lo denunció Flores Galindo, que la decisión de intervenir a sangre y fuego en los Penales fue informado el entonces Alcalde de Lima, Alfonso Barrantes, el ex Presidente Fernando Belaúnde y el Presidente de la Corte Suprema (9).

La matanza de los penales en 1986 contra los presos políticos y prisioneros de guerra del PCP colocó al Perú en la cresta de las mayores matanzas de presos políticos en el mundo. No existe precedente ni antaño ni posteriormente.  No es comparable a la matanza por los militares argentinos del 22 de agosto de 1972 de los 19 presos del penal de Trelew pertenecientes al Ejército Revolucionario del Pueblo-ERP que dirigió Santucho, los Montoneros y la FAR.Fuerzas Armadas Revolucionarias ni el de los 22 presos políticos asesinados en Margarita Belén por militares argentinos el 13 de diciembre de 1976, todos ellos pertenecientes a la Juventud Peronista, el Partido Auténtico y la Liga Agraria. Ni al ocurrido entre Agosto y setiembre de 1988 en Irán contra militantes comunistas.

Sin embargo, la responsabilidad delictiva y política de quienes ordenaron el asesinato desde el Estado peruano no debe llevar a los peruanos a recordar sólo a quienes se inmolaron sino, sobre todo,  a recordar que la construcción del nuevo orden en el Perú y el mundo es una tarea pendiente; y, para ello es indispensable, la revolución social.

Y no hay revolución social sin la captura del Poder Político por el pueblo, por el proletariado, por las clases populares.

En honor a los peruanos que cayeron en los penales (Ver Anexo 2) y a los miles de asesinados por haberse rebelado contra  el viejo orden terrateniente burocratico, presentamos las adjuntas dos notas.

Una, proviene de Alberto Flores Galindo que constituye una reflexión sobre los hechos que acontecieron en el Perú de 1986 y la perspectiva frente a la latente crisis orgánica del stablishment. Allí puede observarse que de las muertes ocasionadas en el enfrentamiento entre las huestes del PCP y del Estado Peruano hacen recaer la mayor responsabilidad en el Estado peruano, pese a que con la CVR y otros apologistas se pretende hacerla descansar en el PCP.

Otra,  de nuestra autoría- sobre la necesidad de una Amnistía Política para los presos políticos y prisioneros de guerra- donde reiteramos también que fue el Estado peruano el mayor responsable de los peruanos asesinados durante dicho enfrentamiento armado.

Artículos que consideramos siguen vigentes  en el Perú hirviente de estos días donde el triunfo del humalismo abre las compuertas de un nuevo escenario para la lucha de clases.

Mauricio Quiroz

Vicepresidente

Instituto Pueblo Continente

MATANZA DE LOS PENALES,  DEMOCRACIA Y REVOLUCION  EN EL PERU

Alberto Flores Galindo (10)

El papel de los militares y la precaria democracia peruana terminaron reencontrándose ante el problema planteado por el surgimiento de una alternativa violenta.

Antes de que fueran conocidos los resultados del proceso electoral de 1980, en una lejana localidad ayacuchana, el pueblo de Chuschi, una columna guerrillera del llamado Partido Comunista del Perú (Sendero Luminoso) destruyó las ánforas en una verdadera declaratoria de guerra a la República. Sí se hubiera tratado de un grupo de –alucinados, a esta altura el problema habría sido solucionado.

En 1965, con la ayuda de helicópteros y del napalm, las fuerzas armadas destruyeron en seis meses a los focos guerrilleros. Esta vez, el fenómeno se prolonga por más de seis años y no tiene visos de terminar en el corto plazo.

Para el ejército, enfrentar a la subversión significa únicamente la búsqueda en el más breve plazo y por los medios que sean, de su derrota militar. Pero, queriendo los senderistas realizar la metáfora de Mao de estar como peces en el agua, no queda otra alternativa para la estrategia militar, que enturbiar esas aguas, separando a quienes apoyan a los militares de quienes están del otro lado. No importa el costo social. Un general en retiro, constituido en vocero de los sectores más conservadores de las fuerzas armadas, ha dicho que si para eliminar tres senderistas es preciso matar sesenta personas, no hay que tener ningún reparo (11).

Aquí sí han confluido palabras y hechos. Cuando en 1983, el gobierno democrático del arquitecto Belaúnde encomienda al ejército el orden interno en las provincias ayacuchanas, la guerra iniciada por Sendero Luminoso cambiará de manera cualitativa. Para demostrarlo, limitémonos a una lectura casi aséptica de la información oficial: un recuento de los comunicados que han venido saliendo en los periódicos y revistas. Son cifras oficiales. Deben ser leídas con precaución, porque en ocasiones los requerimientos de la táctica militar, pueden exagerar las bajas y, en otras, disminuirlas.

Hasta 1983, los muertos a causa de la violencia política en el país llegaron a la cifra de 165 y los heridos a 199.

Sólo durante los doce meses del año siguiente los muertos ascendieron a 2,282 mientras los heridos apenas a 372. Una guerra casi sin prisioneros y sin heridos. Sólo muertos: 20, 30, 50, como se iba sumando en los lacónicos comunicados militares.

El cambio guardó relación directa con la intervención de las Fuerzas Armadas. Al terminar 1984 las bajas superaban a 4 mil 500 muertos, la gran mayoría clasificados como senderistas y civiles, entre los cuales sólo menos de un centenar eran soldados y policías.

Durante la actual administración política, aunque el número de víctimas ha decrecido, la violencia prosigue siempre con una cantidad superior de muertos en relación a los heridos y de civiles en comparación con las fuerzas del orden.

Entre agosto de 1985 y setiembre de 1986, las cifras oficiales indicaban mil 737 muertos, de los cuales 979 eran presuntos terroristas y 676 eran civiles (12). Al terminar este año la cifra acumulativa de muertos bordea los 7 mil. Están allí incluidos muchos jóvenes, pero también menores de edad, hasta niños, sin olvidar a los ancianos (13). Una guerra que ha arrasado con poblaciones enteras en Ayacucho.

Muchos se han visto obligados a abandonar sus comunidades y huir a Ica o a Lima. Pero esta masacre tiene una dimensión cualitativa. El ingreso del ejército en 1983 significó iniciar la práctica de lasdesapariciones” y el empleo de fosas comunes o “botaderos” de cadáveres.

Al terminar 1984, aunque el epicentro de este sismo social seguía estando en Ayacucho, el área directamente afectada por los enfrentamientos comprendía casi 89 mil kilómetros cuadrados y a una población de casi un millón y medio de habitantes.

En los dos últimos años, el fenómeno ha seguido propalándose. Lima es ahora parte de la geografía de la violencia política: toque de queda, estado de emergencia, patrullas militares por las calles.

El hecho más impactante tuvo como escenario a tres prisiones donde con algunos rehenes y escaso armamento, el 18 de junio de 1986 se amotinaron 375 presos acusados de “terrorismo”.

Al término del día siguiente, en el penal San Pedro (Lurigancho) todos estaban muertos; en San Juan Bautista (El Frontón) sólo sobrevivieron quince presos y dieciocho heridos; en Santa Bárbara -cárcel de mujeres del Callao-, en cambio, sólo se produjeron dos muertas.

El balance final arrojaba 272 muertos, de los cuales sólo 100 fueron enterrados. ¿El resto? En El Frontón no se tiene información sobre 146 cadáveres. Probablemente fueron pulverizados con la demolición y arrasamiento final de las cárceles. En esa prisión no quedaría una piedra en pie.

La lógica normal de una guerra -derrotar al enemigo- era sustituida por otra: aniquilarlo, no dejar el menor rastro.

[…]

Aunque es algo obvio decir que los senderistas son peruanos, no siempre se acepta este hecho. Tal vez sea útil, por eso, dar algunas referencias sobre los presos senderistas muertos el 18 de junio de 1986. La mayoría, 250, tenían entre 30 y 50  años. No extraña, dada la predominancia de jóvenes, que 38 por ciento hayan sido universitarios y estudiantes. Vienen después los obreros (17%), los campesinos (10%) y los ambulantes (9%).

[…]

Entre quienes optan por el cambio, la cuestión en debate es la capacidad del proyecto socialista para repensar la democracia y construir una sociedad nueva, en la que la abolición de las formas de explotación económica, sea una manera de controlar al poder central, garantizar a las organizaciones y doblegar al autoritarismo. Un verdadero desafío si se piensa en que se trata de combatir a los dominadores pero, sobre todo, a esos mecanismos impositivos y excluyentes que, como el racismo o el caudillismo, son parte consustancial al hecho de “hacer política” en el Perú y componentes en la cultura de sus clases populares. Tienen hondas y diversificadas raíces en nuestra tradición.

Por eso mismo, ninguna de las alternativas anteriores anula la persistente amenaza de una solución represiva de la crisis: restablecer el principio de autoridad, cuya ausencia lamentaban los empresarios desde tiempo atrás, recurriendo a imposiciones y sanciones a escala de todo el país, haciendo de cada ciudad un cuartel. Es la concepción de “paz” que aparece en un discurso oficial. En julio de 1986, el Presidente Alan García dijo en una conmemoración castrense que “… nuestras Fuerzas Armadas tienen que ser fuerzas de paz, paz como se ha mencionado hace algunos momentos, que reside en el poder, que reside en la fuerza”. La combinación entre militarismo y caudillismo no sería novedad en nuestra historia.

[…]

Hay que repensar la democracia en el Perú.

A su vez, la democracia exige repensar a la sociedad y a cualquier proyecto alternativo en su conjunto.

Sólo en la concepción liberal más ortodoxa, democracia es sinónimo de votos y elecciones y sólo en ella, la acepción del término queda confinada a la escena oficial y al mundo de los aparatos estatales.

Macpherson ha recordado cómo para algunos teóricos de la democracia –por ejemplo el ginebrino Rousseau- ésta no podía existir sin igualdad social y, entre las formas posibles de regímenes democráticos, ha incluido al modelo que entiende a la democracia como“participación”: en el taller, la fábrica y, desde luego, a escala de toda la sociedad.

Moses Finley –un pacífico profesor de Historia Griega-, señaló en unas conferencias dictadas en 1972, que la más penetrante definición de democracia probablemente sería una de las más antiguas, formulada por Aristóteles en la Política:

Parece mostrar la argumentación que el número de los gobernantes, sea reducido como en una oligarquía o amplio como en una democracia, constituye un accidente debido al hecho de que doquiera los ricos son pocos y los pobres muchos. Por esta razón (…) la diferencia real entre democracia y oligarquía es pobreza y riqueza. Siempre que los hombres gobiernen en virtud de su riqueza, sean muchos o pocos, estaremos ante una oligarquía; y cuando los pobres gobiernan, estaremos ante una democracia.

En un país de extrema miseria es una cita subversiva.

Democratizar el Perú significaría construir otro tipo de relaciones sociales y otra forma de organizar el poder. La democracia exige la revolución social.

Esto es así no sólo porque existe pobreza y miseria, sino sobre todo porque cada vez se admite menos la desigualdad.

Las crisis, como la que estamos padeciendo, no son únicamente ocasiones para el desaliento; también permiten ampliar las perspectivas y buscar nuevos caminos.

[…]

————————————————————

Notas

1. El historiador Alberto Flores Galindo, insospechado de tener simpatía por el PCP, y conforme a los resultados de las propias investigaciones judiciales, resalta que “La decisión de reprimir se tomó temprano, el mismo 18 de junio. Fue durante una sesión especial del Consejo de Ministros, donde además estuvieron presentes algunos dirigentes del partido de gobierno. Según las Actas, en todo momento la iniciativa y las propuestas provinieron directamente del mismo Presidente de la República. En el Acta del Consejo de Ministros correspondiente a ese día, apenas se recomienda, una vez entregados los penales a las Fuerzas Armadas, respetar “en la medida de lo posible la vida de los rehenes”. No se dice nada explícitamente sobre los presos.”

En: “El Exterminio y el Recuerdo: La masacre de los penales”.

2. Ministerio de Justicia. Boletín Estadístico 1985. Lima, 1986.

3. Diario Expreso. Edición del 5 de Junio de 1986.

4. “El Exterminio y el Recuerdo: La masacre de los penales”. En “Tiempo de Plagas”, pág. 236-237.

5. Ibid. pág. 236.

6. Puede verse una semblanza de este notable intelectual,  autor de “Ayacucho, Hambre y esperanza” y “China. La Revolución Agraria”, escrito por su compañera Catalina Adrianzén: en: http://www.eldiariointernacional.com/spip.php?article1467

7. Ver: http://www.cverdad.org.pe/ifinal/pdf/TOMO%20VII/Casos%20Ilustrativos-UIE/2.67.FRONTON%20Y%20LURIGANCHO.pdf

8. En:

http://m.elcomercio.pe/lima/784547/noticia-juicio-civil-militares-fronton-comenzaria-agosto

9.  En “Tiempo de Plagas”, pág. 238.

10. En:  “La tradición autoritaria:  Violencia y democracia en el Perú”.

http://es.scribd.com/doc/55857133/Flores-Galindo.

El titulo es nuestro (mqt).

11. Entrevista al General Luis Cisneros V. en Quehacer N° 20, enero de 1983, p. 50: “Maten 60 personas y a lo mejor allí hay 3 senderistas… Y seguramente la policía dirá que los 60 eran senderistas”.

12. Fuentes: Centro de Documentación e Información de Aprodeh (Asociación Pro-Derechos Humanos). Desco, Resumen Semanal Banco de Datos.

13. En 1992, cinco años después, esta cifra superó los treinta mil muertos por la violencia política. (Nota de la editora).

ANEXO 1

PLIEGO UNICO DEMANDAS DE LOS PRISIONEROS DE GUERRA DE LAS LUMINOSAS TRINCHERAS DE COMBATE DEL FRONTON, LURIGANCHO Y CALLAO.

1.- Respeto a las actas del 16 de julio y del 31 de octubre de 1985, suscrito por los representantes del Ministerio de Justicia, INPE, Poder Judicial, Ministerio Público, de una parte y de la otra por los representantes de los presos especiales.

2.- Garantías contra el nuevo genocidio que trama el gobierno aprista, la Marina y demás reaccionarios contra los internos por "terrorismo".

3.- No al traslado de los procesos judiciales a provincias; ni de los presos especiales. Derogatoria del Artículo 2do. de la Ley 24499.

4.- Aumento del socorro alimenticio a un minimo de I/. 15 00 diarios (1), este beneficio se hará extensivo a todos los penales.

5. Destitución del Presidente del INPE, Manuel Aquézolo por ser cómplice del genocidio del 4 octubre de 1985 en Lurigancho.

6.- Entrega de los cadáveres de los asesinados el 4 de octubre de 1985 a sus familiares, dando cumplimiento a la resolución del Primer Tribunal Correccional de Lima del 9 de octubre de 1985.

7.- Traslado inmediato de los 16 internos por "terrorismo" en Canto Grande a los pabellones donde se encuentran los presos especiales en Lurigancho.

8.- Cese de las amenazas, persecuciones y detenciones a los familiares de los presos especiales por parte de la Marina de Guerra, de DIRCOTE y del gobierno aprista.

9.- Cierre del Penal de Canto Grande por ser contrario a la dignidad humana.

10.- Que se deje sin efecto el recorte de los días domingos y feriados para el cómputo del 2 por 1.

11.- Aceleración de los juicios; por el respeto del derecho a la defensa.

12. -Anulación de la disposición del INPE dé prohibición al ingreso de todo tipo de frutas y de envases de plástico, por ser contrario a la salud de los internos políticos y comunes.

13.- Destitución de empleados provocadores Guevara, González, Jayo, Aybar y Retes en el Frontón, así como de la Jefa de Seguridad Isabel Guerrero y la alcaide Rosa Lermo en el Callao.

14 – Erradicación de los basurales en Lurigancho.

15.- Suministro de luz las 24 horas del día en el Frontón.

16.- Reparación del sistema de agua, desagüe y eléctrico en el Callao y Lurigancho.

17. -Contra las requisas por ser masacres y robo para los internos.

18.- Atención, tratamiento y suministro de medicinas para los internos que se encuentran enfermos. Evacuación de los enfermos a los hospitales.

Aumento del presupuesto para la salud en un 100%.

19.- No a la intervención de la Marina de Guerra en el Frontón, ni revisiones humillantes a los familiares de los prisioneros de guerra por efectivos de la Marina.

20.- Por el cese de la nefasta política de desaparecidos.

21 .- Apoyo a las luchas populares en el Perú y a las luchas de los detenidos sociales, presos políticos y prisioneros de guerra en el mundo.

22. – Entrega de materiales de limpieza, catres, colchones, sábanas, frazadas, pijamas para todos los internos del Perú.

23.- Que se haga efectiva la extensión de los beneficios correspondientes a los presos especiales a todo el país.

24.- Ninguna represalia contra los internos especiales, ni contra sus familiares y abogados.

25 – Publicación de estos acuerdos y de las actas del 16 de julio y 31 de octubre de 1985.

26.- Presencia de los periodistas en la suscripción de los acuerdos y en la ejecución de los mismos.

Lima, Perú, 18 de Junio de 1986.

ANEXO 2

LISTA DE ASESINADOS EN LOS PENALES DE 1986

Isla Penal de San Jun Bautista (El Frontón)

1) Accedo Abad, Oscar

2) Aguero Aguirre, José Manuel

3) Alarcón Coronado, Melchor

4) Alvarado Cornejo, Héctor Tulio

5) Alvarez Saravia, Javier Luis

6) Angulo Andia, Manuel Juan

7) Apari Palomino, Marcial

8) Aponte Sila, Juan Carlos

9) Arnao Yamashiro, Ricardo Andrés

10) Ascensios Borja, Alfonso Joel

11) Ayala Aguilar, Carlos Eduardo

12) Barrientos Laura, Guillermo

13) Burga Alva, José Luis

14) Calderón Llanos Félix

15) Calle Hernández Hortensio

16) Camacho sequen ,José Antonio

17) Cámara Montalvo, Pascual

18) Camasi Huaman, Pelayo

19) Canahualpa Valenzuela, Joel

20) Canales Cruzado, Teodoro

21) Carbajal Ordoñez, Andrés

22) Carlos Oscátegui, José Luis

23) Carlos Oscátegui, Reynaldo

24) Cobeñas Yovera, Santos

25) Collantes Palomares, José Antonio

26) Condori Vargas, Policarpio

27) Crisóstomo Crisanto, Juan

28) Cruzatt Cárdenas, Pedro Fredyy

29) Chancasanampa Castro Alejandro

30) Chávez Díaz , Segundo Alcibíades

31) Chong-Long Gasco, Walter

32) Chulluncuy Prado, Oscar Neald

33) Durand Sandoval, Roberto

34) Durand Ugarte, Norberto

35) Escobar Bermejo, Dante Gabriel

36) Escobar Bermejo, Héctor Lisandro

37) Escudero Alván, César Augusto

38) Espinoza Arnao, Julio Alberto

39) Farfán facundo; Luis Alberto

40) Flores Poma, Teófilo

41) García Ramírez Oscar

42) García Vallejo, José Edwin

43) Gómez Martínez, Vicente León

44) Gonzales Barbarán,  Claudio

45) Gonzales Toribio, Alfonso Esteban

46) Gonzales Valencia, Antonio Asunción

47) Guerrero Hurtado, Alberto Gerardo

48) Guevara Arteaga, Antonio

49) Guevara Torres, David Javier

50) Gutiérrez Poma, Alejandro

51) Hilario de la Cruz, Lorenzo

52) Huaman Huajan, Santos Candelario

53) Huamaní Astuvilca, Feliciano

54) Huamaní Ramos, Antonio Abad

55) Huayra Matamoros, Juan Pedro

56) Iparraguirre Cuba, José Wenceslao

57) Jara Facundo, Lincoln Edwin

58) León Huaman, Víctor Wilfredo

59) Lizano Zarzaburu, Edgardo

60) Lobatón Balcazar, Julio César

61) Luján Gonzañes, Jacinto

62) Llamocca Taype, Rafael

63) Mancha Quispe, Julián

64) Manrique Olivares, Víctor Nicolás

65) Marín Dávila, Juan Leví

66) Mendoza Reyes, Claudencio

67) Montenegro Valencia, John René

68) Montoya Valderrama, Justo Eduardo

69) Morón Guillén, Francisco

70) Moscoso Cáceres, Rubén Darío

71) Nagajata Daza, Marco Antonio

72) Neyra Alegría, Víctor Raúl

73) Nicasio Jerónimo, Sixto

74) Ortiz López, Walter Napoleón

75) Osorio Oncoy, Canción

76) Osorio Oncoy, Fabián

77) Parado Chancahualla, Juan

78) Parco Parado, Abel

79) Paricahua Quispe, Claudio

80) Pérez Jiménez, Luis

81) Pezo Jula, Ricardo Jorge

82) Poma Huamaní, Pedro

83) Poma Sulca, Tiberio

84) Poves Soto, Alexis Rubén

85) Puma Rutpo, Orlando

86) Quicaño Suárez, Heriberto

87) Quispe Valcazar, Pedro

88) Quispe Tamayo, Antecoro

89) Quispe Chipana ,Hernán

90) Quispe Rojas, Joel Francisco

91) Ramos Gala, Prudencio Celestino

92) Retamozo Barrón, Alberto

93) Rivera Dávila, José

94) Rojas Flores, Evaristo Miguel

95) Rojas Yupanqui, César Arturo

96) Ruíz de Castilla Lozano, Hugo Alfonso

97) Saenz Román, César Raúl

98) Salas Matos, José Manuel

99) Sánchez Miranda, Rubén Antonio

100) Sayas Sánchez, Julio

101) Sayre Heredia, José Fabián

102) Sayretupac Flores, Donato

103) Sicha Romaní, Edgar

104) Silva Coronado, Salvador

105) Suárez conde, Roberto

106) Sulca tanta, Mariano

107) Taboada Camacho, Julio César

108) Ticona

109) Torres

110) Tulich Morales, Armando

111) Tulich Morales, José

112) Ugarte Rivera, Pablo

113) Ugarte Rivera, Gabriel

114) Valdivia Domínguez, José

115) Varaz Ruíz, Enrique

116) Vargas Ruíz, Enrique Félix

117) Vasquez Orrego, César

118) Velez Castellanos, Ricardo

119) Vivanco Huamaní, Carlos William

120) Zambrano Pacheco, Julio César

121) Zenteno Escobar, Edgar Edison

122) Zenteno Escobar, William Huns.

PENAL DE SAN PEDRO: LURIGANCHO

123) Acaro Chapilliquen Humberto Pablo

124) Aguilar Carrasco, Manuel Johny

125) Albornoz Pimentel, Teodorico Teobaldo

126) Altamirano Díaz, Oscar

127) Alvarado Medina, Hugo Moisés

128) Aranda Contreras, José Pablo

129) Arévalo Valderrama, Osvaldo Enrique

130) Ari Saldívar, Julio Angel

131) Arnao huertas, Antonio

132) Arontico Quispe, René Wilfredo

133) Asenjo Lozano, Aurelio Nilo

134) Aucapuella Aguado, Teodoro

135) Borja Rodríguez, José Alfredo

136) Cabrera Hernández, Manuel Rolando

137) Cáceres Lara, Marcial

138) Campos Vergara, Honorio

139) Cañari Vasquez, Celso Nazario

140) Carbajal Arteaga, Gabriel Elvis

141) Carhuapoma López, Javier Fabián

142) Cassareto Ramírez, Iván Alberto

143) Castillo Ormeño Jorge

144) castillo Paredes, Genaro

145) Cauhualla Anatolio

146) Cuba Huamán, Gregorio

147) Crucinta Achulle, Paúl

148) CruzVilchez,Alfonso

149) Champe Solano, Eugenio Fermín

150) Chani Morales, Raúl

151) Chávez Díaz, Nilde Lionel

152) Chávez García, Dante

153) Chocce Huamán, Tomás

154) De la Cruz Gómez, Máximo

155) Díaz Díaz, Delfín

156) Díaz Martínez, Antonio Emilio

157) Díaz Quispe, Benjamín

158) Domínguez Berrospi , José Fernando

159) Dongo Ternero, Luis Alberto

160)Henríquez Egoavil, Saúl

161) Henríquez Eguoavil, Saúl

162) Escobedo Tambo, Gustavo

163) Espetia Aneco, Jesús Alex

164) Espíritu Espinoza, Jaime

165) Fernández Melo, Hugo

166) Fernández Rodríguez, Andrés

167) Ferrel Irigoyen, Wilfredo

168) Filomeno Alvarado, Guillermo

169) Flores Tapia, Carlos Alberto

170) Fuster Ríos, Alfredo Orlando

171) Gallegos Villajuana, Pedro Pablo

172) Gavidia Gutiérrez, Oswaldo Luis

173) Glandel Prudencio, Claudio

174) Gómez Mendoza, Daniel

175) Guevara Ortiz, José Luis

176) Gutiérrez Asto, Fernando

177) Gutiérrez Escobar, Zenón Agripino

178) Gutiérrez Roque, Armando

179) Heredia Arévalo, Jorge Alfredo

180) Huamán Fernández, Julio

181) Huamán Quispe, Adrián

182) Huamaní Morales,Alipio Florentino

183) Huamaní Terrazas, Dionisio Félix

184) Huarcaya Turbisco, Porfirio

185) Julca Baltasar, Demetrio

186) Julca Quispe, Javier

187) Lavado Miranda, Luis Alberto

188) Leandro Mendoza, César Augusto

189) Leguía Ccorisoneo, Agustín

190) Mamani Chamba, Virgilio Timoteo

191) Mamani Vargas, César

192) Martínez Vargas, Ricardo

193) Medina Alvarado, Martín

194) Mitma Huaranca, Narciso

195) Muñoz Tovar, Zósimo

196) Najarro Jáuregui, Eucario

197) Nunceba y Bardales, Norberto Améric

198) Ochoa Ramírez, Modesto

199) Olarte Huayllani, Marino

200) Padilla Díaz, Saúl

201) Padilla Maquiña,Fanor

202) Paredes chauca, Luis Alberto

203) Peña Martínez, Víctor

204) Pinedo Marino, Carlos René

205) Ponce Caysahuana, Jesús

206) Ponce Villegas, Manuel

207) Pure Rivera, Ricardo Américo

208) Quispe Huamaní Nilo

209) Quispe Pérez, Esteban

210) Ramos Escobar, Román Romualdo

211) Rebolledo Herrera, Félix Adolfo

212) Regalado Asto, Isaac

213) Remigio Dioses, Gregorio

214) Requejo Mestanza, Catedro

215) Requejo Mestanza, Segundo Alejandro

216) Rondon Ureta, Conrado

217) Ruíz de Castilla Lozano, Jaime Augusto

218) Ruíz oré, Carlos Leonidas

219) Salvatierra Gutiérrez, Humberto

220) Simón Ccollana, Héctor Delfín

221) Taboada Camacho, José Antonio

222) Ticona Condori, Efrén Eloy

223) Tineo Rojas, Julio Armando

224) Tineo Suasnabasr, Hernán Víctor

225) Toledo Godoy, Juan José

226) Toledo Poma, Luis

227) Tomayro Flores, René Carlos

228) Toribio Manrique, Edgar Emilio

229) Torres Pérez, Julio César

230) Trinidad Hurtado, Máximo

231) Trinidad Orozco, Emilio

232) Trinidad Orozco, Pedro Pablo

233) Truyenque Díaz, Simeón

234) Valencia Aguilar, Narciso Alejandor

235) Valverde Reyes, Orestes Ausberto

236) Vargas cárdenas, Julio Wilfredo

237) Velarde montes, Jacob

238) Vereau Luján Jorge Miguel

239) Vidal Mariño, Víctor Felipe

240) Vila Mojonero, Jorge

241) Vila Morales, Luis Alberto

242) Vilchez Gutiérrez, Alfonso

243) Villalobos Zamora, Víctor

244) Yarollance Ccence, Ignacio

245) Yepez Rosas, Reiner José

246) Zarate Gonzales, Rómulo

247) Zorrilla Aramburu, Víctor Raúl.

PENAL DE SANTA BARBARA – CALLAO

248 ) Chavarri Alva, Mabel

249 ) Sarmiento Ramos, Beatriz Lucía.

Anuncios

14 comentarios en “MATANZA DE LOS PENALES 1986, DEMOCRACIA Y REVOLUCION EN EL PERU

  1. buenas tardes, soy hermana de ricardo arnao yamashiro asesinado en el fronton,y no se como hacer para poder llegar a la comision de familiares desaparecidos. Me siento impotente por esta masacre q realizo este genocida de alan garcia,hasta hoy suelto como en plaza, quiero justicia para mi hermano y me entreguen su cuerpo, es lo q mi madre siempre quiso y ahora no esta con nosotros, fallecio de la pena y sin poder tener el cuerpo de su hijo para q pueda dejarle un ramo de flores. Pido q se haga justicia para todos los heroes caidos el 18 de junio de 1986, a la carcel alan genocida y sus seguidores sanguinarios.

    Me gusta

    • tus palabras son muy sentidas y vamos a buscar las formas para que puedas conseguir el sentido derecho a enterrar dignamente a un ser querido. Mas aún el de exigir sanción a quienes perpetraron el asesinato de tu hermano. Estamos en tu dolor y no sera nunca tarde para buscar justicia

      Me gusta

      • Es de necesidad historica; limpiar nuestras heridas, secar nuestras lagrimas y enterrar nuestros muertos. José Fernando Dominguez Berrospi desaparecido y/o fallecido en el penal de Lurigancho en las matanzas del 18-19 de junio de 1986, aún vive en nuestra memoria.

        Me gusta

  2. MAURICIO QUIROZ TORRES, no sé si este corresponde a tu nombre o alias. voy a contestar a cada una de tus febriles afirmaciones, y la verborrea panfletaria que la que haces gala como si te encontraras en un pasado no muy lejano, que intoxicó a una generación de jovenes que solo han encontrado la muerte o el PURO REVISIONISMO, en la actual coyuntura. Espero que lo publiquen, para desenmascarte ya que ahora mismo lo tuyo no vale cuarto chavez, que tenemos gente desmemoriada, sobre todo por ello lo hago.

    Me gusta

  3. haber si tienes el valor y entereza de pronunciarte de los asesinados en LUCCANAMARCA, ordenados por tus miserables y abyectas deidades, ABIMAEL Y MIRIAM, que gustanban mucho de la vida “burguesa” y de las canciones de un yanky FRANK SINATRA, que se subliman hasta extasís al escuchar las notas musicales de MY WAY, tal como quedo pateticamente registrado en el video que el Doc saco de la chistera.

    allí esta pues tu coherencia revolucionaria, polt potiana.

    Me gusta

  4. Lamento si que ha pasado 25 añois y aun no se ha entregado los cuerpos de las persdonas que murieron en el fronton,creo que seria justo si los mataron se entreguen a sus familias sus cuerpos.muchods de ellos sus padres ya murieron de pena y viejos al ver que nunca los pudieron nuevamente abrazar poir que nun ca fueron juzgados ni sentenciados,por lo que nunca hicieron,<<<<<<<<<julio Cesar LOBATON BALCAZAR,se te estraña amigo mio……….

    Me gusta

  5. HAY TANTAS HERIDAS QUE SANAR Y CUERPOS QUE ENTREGAR Y SOBRE TODO EL PERDON , NO PODEMOS VOLVER ATRAS, SINO QUE SOLO DIOS PUEDA CURAR ESAS HERIDAS Y PONGA EN CADA CORAZON EL PERDON , QUE NACE DE UN CORAZON QUE SIENTE Y AMA. YO TAMBIEN PERDI MUCHOS COLEGAS Y AMIGOS PERO CONFIO EN QUE DIOS CURARA NUESTRAS HERIDAS… DIOS BENDIGA A CADA PADRE, MADRE, HERMANO, AMIGO

    Me gusta

  6. YA NO SOLO TENEMOS LOS BELAUNDES, LOS ALAN GARCÌAS, LOS SALINAS, LOS POSADAS, LOS DEL CASTILLO, EL ZAPATON, LOS FUJIMORES, LOS MONTESINOS, LOS OLLANTA HUMALA, LOS VALDEZ, LOS CHÀVEZ SE HAN SUMADO Y ESTÀN POR TENER SU PROPIA BANCADA DE GENOCIDAS, IMPLEMENTADA POR LOS BENAVIDES DE LA QUINTANA Y OTROS QUE SE SUMAN COMO LAS AFPs, TODOS EN CONTRA DEL PERÙ, HOY QUE YA SE TIENE ELEMENTOS DE JUICIOS VALEDEROS SE DEBE DE DAR INICIO AL ENJUICIAMIENTO DEL ASESINO Y TORTURADOR DE FUJIMORI FUJIMORI, ALÀN GARCÌA, O ES QUE CON EL PROYECTO DE KEYKO ES SUFICIENTE PARA CANJEAR LA POSTULACIÒN DE NADINE HEREDIA A LA PRESIDENCIA, POR TAPAR LOS HECHOS GENOCIDAS Y LAS CORRUPCIONES DEL APRA Y LA SALIDA DEL GENOCIDA FUJIMORI FUJIMORI DEL PENAL; ESPEREMOS, EXISTEN MUCHOS DIRIGENTES QUE SI TIENEN EL CORAJE, LA VALENTIA Y LA HONRADEZ DE SU MEMORIA PARA QUE SE LE CORTE EL PASO A ESTOS ASESINOS…. ¡¡¡ NO A LA IMPUNIDAD ¡¡¡.
    L.18.07.12 – R. M. S.

    Me gusta

  7. por favor desearia informacion de los fallecidos en el penal de lurigancho del 4 de octubre de 1985 que fueron asesinados 30 prisioneros en el pabellon britanico, por que el padre de mi señora falleció el se llamaba frias guerrero jose maria era natural de jaén-cajamarca y lo hemos buscado en la relacion de 1986 de su publicación y no aparece..estare muy agradecido si me pudieran brindar esa información. muchas gracias

    Me gusta

  8. esos perros estan haciendo lo unico para lo q servian ABONO perros criminales asesinos q otra cosa merecian si no un un balazo en la nuca ” y la historia trituro sus huesos como el tiempo tritura el estiercol” a llorar al rio defensores de esos asesinos ya ven a lo q llevo el hijo de perra de guzman y sus adlateres y uds todavia le rinden pleitesia a ese perro q no dudo en traicionarlos, ud si q son unos simples perros reaccionarios esta limpieza me demostro lo util q era su ideologia de muerte y envilecimiento mental

    Me gusta

  9. Perspectiva internacional?? No son mas que los desvarios infantiles de la izquierda ciega a las necesidades reales del pueblo. La matanza en los penales fue penosa y es un doble ultraje a los inocentes muertos que ustedes utiizen su muerte para sembrar su odiosa semilla comunista.

    Me gusta

  10. Pingback: Presas políticas en Perú: Informe | Euskal Herriko Antiinperialistak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s